EL ASESINATO DE NISMAN, JUGUEMOS EN EL BOSQUE. Por Daniel Santoro.

Exclusivo: la versión del ex director de la SIDE sobre la muerte del fiscal
El espía afirmó que el fiscal de la AMIA fue muerto por grupos vinculados al gobierno de Cristina Kirchner. Mencionó al líder piquetero K Luis D'Elía.

En su explosivo testimonio ante la Justicia, el ex director general de Operaciones de la SIDE K, Antonio Stiuso, afirmó que al fiscal de la AMIA Alberto Nisman lo mató supuestamente un grupo operativo iranivenezolano que habría contado con el apoyo local del líder de Quebracho Fernando Esteche y del dirigente piquetero ultra K Luis D'Elía. También, en otro nivel, habló de que antes de su muerte el 18 de enero del 2015 Nisman fue víctima de seguimientos ilegales de inteligencia a los que vinculó con el ex director de la SIDE Fernando Pocino y con el ex jefe del Ejército general César Milani. También dijo que luego de supuesto crimen, "Cristina Kirchner, Carlos Zannini y Aníbal Fernández" lanzaron una campaña para "cubrir" el asesinato con la hipótesis del suicidio, “usando al diario Página 12” y otros recursos. Además, sorpresivamente descalificó al técnico informático Diego Lagomarsino.
En los días posteriores al hallazgo del cuerpo de Nisman con un balazo en la cabeza, Cristina atribuyó la muerte del fiscal a que Stiuso “le tiró un muerto” para perjudicarla políticamente y ordenó iniciarle una serie de denuncias penales al punto que el espía pidió asilo en los Estados Unidos considerándolo como su enemigo número uno.
En sus ocho horas de testimonio, afirmó que durante el kirchnerismo existieron “grupos de inteligencia paralelos”, como a su criterio, fue la empresa Dark Star a la que vinculó al ex director de la SIDE K Alfredo Pocino, quien aseguró contrató sus servicios para monitorear a Nisman y a otros cuando preparaba en el 2014 la denuncia por encubrimiento contra Cristina Kirchner. “Eran agencias privadas con gente nuestra, de la policía y de prefectura, gendarmería etc. En esta causa incluso se menciona a Milani”, agregó en alusión al ex jefe del Ejército y director, a la vez, de Inteligencia de esa fuerza. A este sector los implicó en las supuestas tareas de vigilancias previas a la muerte de Nisman, no con el supuesto crimen.
Especificó que cuando dijo que los autores del “crimen” fueron grupos locales e internacionales vinculados al gobierno de Cristina, precisó que “grupos locales eran los relacionados a Bogado, Yussuf, D'Elía, Esteche o cualquiera, gente que venía de afuera como de Venezuela. Le daban documentación a los iraníes que venían de afuera para circular por la zona” latinoamericana. Como Nisman era “un blanco fácil” se pudo haber usado la metodología de los argentinos con pasaporte venezolano. Puntualizó que había advertido de un libanés de nombre Asad que usaba esos dos pasaportes.
Luego relató que el ex espía de la Gendarmería Alan Bogado reportaba al entonces secretario Legal y Técnico de la Presidencia, Oscar Parrilli, y que a través de los contactos de esté con Yussuf Khalil le pasaban información al ex agregado cultural Moshe Rabbani, el acusado por la justicia argentina de ser el principal autor intelectual del atentado contra la AMIA de 1994. En cambio, Bogado negó esa acusación y dijo que infiltró al referente iraní Yussuf Khalil por pedido de la SIDE. En su testimonio, Stiuso no habló como experto forense que no lo es, sino que dio sus apreciaciones técnicas sobre “el asesinato” de Nisman del 15 de enero del 2015. Habló en febrero ante la jueza del fuero penal ordinario Fabiana Palmaghini en la causa por la muerte violenta de Nisman que esta semana, tras la decisión de la Corte, pasó el juez federal Julián Ercolini.


Stiuso, quien fue el jefe más poderoso de la SIDE en la calle desde el 2002 hasta el 2014, reveló que al principio la custodia de Nisman estaba a su cargo pero que luego pasó a manos de la Policía Federal. Sin embargo, recordó que Nisman tenía una fatwa (una orden religiosa secreta de asesinato) desde que confirmó los pedidos de detención de funcionarios iraníes como autores ideológicos del atentado contra la AMIA de 1994 que había hecho el ex juez Juan José Galeano. Nisman incluyó en el pedido en el 2006 al líder espiritual iraní Alí Khamenei. “Cuando sos blanco de este gente, la custodia no tiene sentido”, advirtió según informaron fuentes judiciales a Clarín.
Aseguró que Nisman fue asesinado por un “grupo vinculada al gobierno” de Cristina de una forma “no sofisticada” y que “quisieran hacerlo pasar por suicidio”. “Quisieron simular un suicidio y lo simularon mal: el baño lo eligieron para el ruido, es el lugar donde debe aplicarse más el ruido del disparo”. Enumeró que la custodia tardó 12 horas en entrar al piso de la torre Le Parc y que “es evidente que la rutina (de movimientos diarios de Nisman) ya estaba conocida”. También que se reclutó a alguien para entrar al departamento y reducirlo. En cuanto a Lagomarsino, quien le prestó a Nisman la pistola 22 con que murió, afirmó que fue un préstamo “sospechoso”. Pidió investigar a todos los inquilinos que tuvo Le Parc en esa época. Luego aseguró que “Página 12 montó una operación” al informar que Lagomarsino había pedido asesoramiento a la jueza de Lomas de Zamora María Gonzalez antes de presentarse a la Justicia. Dijo no tener elementos de que Lagomarsino fue infiltrado en la unidad fiscal AMIA y que no lo conocía al técnico.
De la lectura de los diarios, concluyó que hay alguien que quiere desviar la investigación diciendo, por ejemplo, que él se comunicó con Milani el día de la muerte de Nisman. Luego señaló que la Unidad de Información (UIF), en manos del kirchnerista José Sbatella, difundió la cuenta bancaria no declarada que tenía Nisman en EE.UU para desviar la investigación.
Más adelanto narró cómo en diciembre del 2014 fue echado de la SI (ex SIDE) y reemplazado por el entonces secretario General de la Presidencia, Oscar Parrilli. Seguidamente se fue de vacaciones a Punta del Este y se comunicó con Nisman para saludarlo para Navidad. Reiteró que no contestó las llamadas de Nisman del 17 de enero del 2015 porque tenía el volumen del celular bajo ante las llamadas de periodistas y porque podía ser “un salvavidas de plomo” para el fiscal cuando debería hablar el 19 ante el Congreso. Descontó que Nisman nunca se suicidaría y que, por lo contrario, la presentación de la denuncia por encubrimiento contra Cristina lo “puso contento”. Cuando empezó a hablar de la hipótesis del suicidio precisó que “los autores de esta locura eran, esta mujer, Cristina Fernández de Kirchner, Zannini y Aníbal Fernández que le hacía toda la parte mediática. Todo el resto eran monos que bailaban su música”.
Reveló que, a través del dos de la SIDE, Paco Larcher en el 2014 se había preparado una entrevista con Cristina por la tensión que generó la firma del pacto con Irán por la AMIA pero a último momento se suspendió.
Desde ese entonces, “estoy seguro que Alberto era un blanco (de inteligencia) por cuanto apareció un virus en su celular, y además los mails y las llamadas borrados”. Explicó que si hubo un seguimiento del teléfono celular de Nisman se usó “un aparato táctico” como los que tienen el Ejército y la Prefectura. Sobre Milani, dijo como una ironía que “no tuve el placer de conocerlo” y que fue cierto que Cristina aumentó en el 2014 más la partida presupuestaria para Inteligencia del Ejército que para la SI, alimentando la versión que la ex presidenta se apoyó en Milani antes de echarlo.
Luego de la muerte del agente de la SIDE “Lauchón” Viale en el 2014 y el ataque a balazos contra el director de la Auditoría General de la Nación y ex operador judicial K Javier Martínez, Nisman le dijo sin miedo: “El próximo voy a ser yo”. En contra de todos los pronósticos, afirmó que se enteró de la muerte del fiscal de la AMIA el 18 de enero del 2015 “gracias a una llamada de mi amigo, Javier Fernández”.



EL TOQUE DEL DIABLO. Por Edgardo Arrivillaga.

Normal 0 21 false false false ES-AR X-NONE X-NONE MicrosoftInternetExplorer4

Para hoy, algunos puntos focales. 1. El affaire Duclos, gran reciclador de capitales de narcotráfico en el mundo, explica de forma implacable cómo Eduardo Duhalde y Palito Ortega le vendieron la presidencia argentina a Kirchner. Reutemann no se animaba a gestionar ese capitalismo de amigos modelo soviético que se instalaría primero en nuestro Sur, el equivalente a la Georgia rusa, para luego extenderse tentacularmente sobre todo el país. Las cifras rondan los 400 millones de dólares. Eso explica la importación de prostitutas dominicanas y la apertura de dos puertos libres para el narcotráfico.
2._ El problema que tuvo el coronel Rezet, ex agregado militar en París, con Sergio Acevedo se debe a una vieja interna forjada en el Colegio Militar en los años 60. Ese problema le costó el puesto a Rezet y posteriormente a Acevedo, que fue destinado a la provincia de Santa Cruz. Pero Acevedo tampoco se sometió a las directivas de los boyardos. Renunció y creo que ahora se desempeña como profesor.

3.- Las expectativas de la señora Malcorra se están desinflando. No entiende nada del conflicto de Malvinas, la guerra que pudimos haber ganado, y menos aún la ruinosa gestión de Zavala Ortiz, que frenó a Perón en Río de Janeiro. Es lógico, los Ortiz siempre han trabajo para los intereses británicos, como los Anchorena y los Holmberg. Las diferencias entre Cristina Kirchner y Mauricio Macri son mínimas. Ambos militan en la patria clintoniana.




LA GUERRA SOCIAL EN LA ARGENTINA. Por Edgardo Arrivillaga.

Hay algo social que está llegando rápidamente a la Argentina. La pueblada que se produjo en Zárate y que todavía no ha terminado expresa la deliberación del poder político en el mantenimiento del orden del Estado y sobre todo el monopolio en la órbita de las fuerzas de represión competentes. El clima de Far West o de mala película de Rossellini se está instalando en una sociedad aterrorizada en donde el objetivo primario consiste en salvaguardar su propia vida.
Este concepto darwinista era inevitable ante la pesadez, profunda incompetencia y contradicciones de la administración macrista, un puñado de pasantes liderado por una ex protomontonera de clase alta, Patricia Luro Pueyrredón Bullrich, y el puñado de asesores que como el señor Burzaco escriben libros pero jamás han empuñado armas de puño siquiera. Desde luego que el gran pasante de esta historia es el presidente Mauricio Macri con su absoluta incapacidad para terciar en el caleidoscopio político que él mismo ha creado con la multiplicación de líneas internas dentro de su microscópico partido que gradualmente va demostrando sus carencias de gestión.
La toma de la Municipalidad de Zárate, a cargo del recaudador Osvaldo Caffaro, se debió a la eliminación de un delincuente por parte de un simple carnicero que habiendo sido asaltado varias veces simplemente lo persiguió con su automóvil y de un golpe seco lo mató. Pero la sangre del delincuente, un lumpen proletario inexistente, sin trabajo, sin medios de vida, sin razón de vida para vivir, salvo simplemente para drogarse, provocó la pueblada masiva en un centro neurálgico como es Zárate, lugar donde se pretendía encabezar una tierna cruzada contra el narcotráfico. Le gente no sólo tapizó con los nombres de sus muertos, que son los nuestros, sino que irrumpió en una verdadera jacquerie las propias oficinas del intendente, prácticamente tomándolo de rehén y apabullándolo de quejas, reclamaciones e improperios. La gente está hambrienta de orden y sino licuará la sangre como el célebre personaje de Suskind.
Entre tanto, el superpasante Mauricio Macri no logró conformar un comité de crisis, no pudo movilizar preventivamente a las áreas de contrainteligencia de la SIDE y se empantanó en una larga discusión sobre las áreas de competencia entre la Gendarmería, la Policía y la Prefectura Naval. Este problema se debe a que la Argentina, pese a que algunos ingenuos pretendan dividir en 4 al partido de la Matanza, desde los tiempos de Juan Manuel de Rosas, de Roca, de Mitre y de Urquiza, es un estado ficcionalmente unitario. A esto ha contribuido de forma notable el señor Scioli que se la ha pasado bautizando policías comunales inexistentes, más de la mitad de ellos no solamente no saben utilizar adecuadamente la represión sino que ignoran con absoluta candidez el nombre de las calles. Son simples estafetas de un poder que se pretende republicano pero que en esencia no lo es.
Toda esta manifestación de anarquía es el telón de fondo de lo que inevitablemente llegará. El gobierno no sabe utilizar ni mecanismos de prevención ni herramientas de represión, y ante su contradicción esencial para aplicar el uso de la fuerza, nadie pensó en un gabinete de crisis que figura en la Ley Orgánica que dio origen a la formación del Sistema de Seguridad Interior, ya en la época de Vladimiro Corach, ni mucho menos acordonar la zona con un sistema de filtraje, persecución y detención lisa y llanamente. Las policías municipales no sirven absolutamente para nada porque van a contrapelo de la política interior argentina de los últimos 200 años.
El señor Osvaldo Caffaro, ex socialista, ex peronista y probablemente futuro macrista o lo que venga, tomó el atajo fácil. “Yo quise formar un Consejo de Seguridad Social y Prevención”, balbuceó mientras escapaba como un ratón grueso perseguido por la furia de la multitud, evadiendo cámaras periodísticas.
Para matizar aún más esta situación rosselliniana, ante la denuncia de vecinos, las fuerzas locales descubrieron en el country Abril una caja fuerte incrustada en la panza de un aguerrido dragón de bronce oxidable de cuatro metros de alto. La bestia petrificada en el tiempo se encontraba en la residencia del tesorero de Alberto Pérez, un recaudador para campañas políticas a los cuales nos tiene acostumbrados la partidocracia criolla. ¿Y quién es Alberto Pérez? Se trata de un rubicundo y envejecido muchacho que se desempeñaba en los 70 en la Side, con la categoría E que corresponde a personal de maestranza y ascensoristas.
Pero esto no terminará aquí. Si el gobierno había convocado a un minué de posibles inversores en la Argentina en el versallesco palacio Kirchner puede irse despidiendo. Hasta el propio presidente de Techint, Paolo Rocca, financista del escritor sidófilo Osvaldo Lamborghini y de su hermana Renata, tuvo que reconocer que para hacer cerrar este sistema, tarea que insumirá más de un gobierno o quizás dos, es necesario aumentar los índices de desocupación, descerrajó. Confesión inesperada que tomó de contragolpe a los chicos de los globos color limón. Es que ni siquiera una tarea humanitaria como sería la ayuda a Siria o Uzbekistán puede justificar semejantes bochornos.
La Argentina es un país sin ley, sin orden, sin Justicia y lentamente los ciudadanos comienzan a percibir que se encuentran en un régimen de libertades prestadas. La guerra social se despliega como una peste en el país.


SIN COMENTARIOS, SIN ADJETIVACIONES, SÓLO LOS HECHOS.

Normal 0 21 false false false ES-AR X-NONE X-NONE MicrosoftInternetExplorer4

Los abajo firmantes consideramos un deber cívico reclamar la destitución, acorde con los procedimientos vigentes, del Juez Daniel Rafecas por manifiesta inconducta en el ejercicio de la magistratura. Subrayamos su actuación en relación con la denuncia del Fiscal Alberto Nisman, fechada el 14 de enero de 2015, contra la entonces Presidente de la Nación, Sra. Cristina Fernández de Kirchner, su canciller Héctor Timmerman y los intervinientes en negociaciones paralelas dirigidas a sancionar el Memorándum de entendimiento con Irán, ratificado por ley 26.843 del 27 de febrero de 2013.

Dicha denuncia, sostenida por el representante del Ministerio Público ante el Juzgado de Rafecas, fue desestimada en tiempo récord. El extenso escrito de denuncia propuesto por el Fiscal Nisman perfila un amplísimo marco probatorio y sostiene que las personas denunciadas han cometido el delito de encubrimiento de los responsables del mayor ataque terrorista sufrido en el país: el perpetrado contra la sede de la AMIA el 18 de julio de 1994, que cobró 85 vidas.

La decisión de Rafecas fue apelada por el Fiscal Gerardo Pollicita y mantenida por el Dr, Germán Moldes ante la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Criminal y Correccional Federal, con la lamentable intervención de la Sala I que, con igual o mayor ligereza que el Juez Rafecas, confirmó la decisión de este último merced al indignante voto de los Jueces Jorge Ballestero y Eduardo Freiler y la destacable disidencia del Dr. Eduardo Farah. El Fiscal Dr. Javier De Luca por su parte desistió también del recurso ante la Cámara de Casación. Hace tiempo que ha quedado comprobada la solidez del encuadramiento jurídico formulado por el Dr. Nisman. En cambio, nunca se han investigado los hechos materia de la denuncia.

Ha llegado la hora de la apertura del trascendente caso, sofocado en su inicio por el Juez Rafecas y los magistrados que acompañaron su intolerable parcialidad. Apoyamos con fervor los esfuerzos que hoy se realizan para la apertura de la causa iniciada con la denuncia del Dr. Nisman. Se plantea un imperativo ineludible para los jueces pues el encubrimiento de un delito de lesa humanidad, como la voladura de la AMIA, constituye también otro delito de lesa humanidad.

Recientemente, ante el pedido de apertura de la causa formulado por la AMIA, el Juez Rafecas persistió una vez más en su negativa a estudiar el caso y rehusó reconsiderar el expediente iniciado con la denuncia del Fiscal Alberto Nisman. Sospechado de un claro "temor de parcialidad", Rafecas había sido ya apartado de la causa que involucraba al ex vicepresidente Amado Boudou en negociaciones incompatibles con el cargo y lavado de dinero. El procedimiento abierto entonces en el Consejo de la Magistratura fue cerrado después de su "meritoria" desestimación del pedido del Fiscal Nisman. Ante reiterados ejemplos de parcialidad y mal desempeño del Juez Rafecas, exigimos su inmediata remoción para despejar el camino que conduce a la investigación de los gravísimos hechos denunciados que costaran la vida del fiscal Alberto Nisman. No habrá mejor homenaje a su memoria.



MACRI EN CHINA. Por Edgardo Arrivillaga.

Lamentablemente lo de China fue un fracaso para la Argentina. La organización de todos los memos suscriptos la hizo Diego Guelar. La presencia de Obama fue simpática, pero es la presencia de un hombre que se va, los que vienen,Trump o la señora Clinton, coinciden los dos en limitar el dumping chino y curiosamente los dos partidos se están peronizando.
De China hemos traído una promesa para la FIFA en fútbol y un incremento del turismo, sólo 33 mil chinos hacen turismo en la Argentina, mientras un millón de ellos lo realizan en el mundo a condición de tener una visa para la Unión Europea o para los Estados Unidos; son las garantías de que no se instalarán con los supermercados que maneja la cámara del señor Calvete. Quien conoce bien estos asuntos es el ingeniero Taboada, Universidad del Salvador, y el desaparecido Feldman, que hasta tenía una réplica de un tren chino en su estancia. Otra persona que desde el lado peronista entiende el problema chino es Spadone, ex propietario de teatros en la calle Corrientes e integrante de la comisión argentina-china. El hijo de Spadone, Sergio, vive en China desde hace más de un año con la idea de ser un periodista bilingue. No es una mala idea. La señora Awada tenia las pelotas profundamente llenas del ceremonial chino y Diego Guelar la mandó a hacer la visita rutinaria a la Gran Muralla junto con algún personal de la embajada.
Pero el problema es el resultado económico de la visita. Macri se trajo dos proyectos para represas y absolutamente cero para estimular la producción de las pymes agrarias, que son las que nos permitirían dar trabajo rápidamente. Pero lo que resultó claro de esta visita es la falta de mundo del presidente Macri. Macri no entiende el problema entre Filipinas y Obama, tampoco comprende la guerra entre Erdogan, Siria y un fantomático estado tapón kurdo y menos aún entiende que si gana el señor Trump se producirá una desestabilización en el Pacífico muy similar a la caída del Muro de Berlín. Macri, insisto, carece de mundo, sus límites pasan por París y Madrid, donde está su amigo Ramón Puerta, y no tiene la menor idea de todo lo que está en juego. El Isis es indiferente, por ahora, para la Argentina y si llega será como consecuencia de la paz de las Farc. La situación es tan compleja, que en realidad muy poca gente, especialista en China, como Jorge Castro, o Chervatin, integraron la comitiva. Este también es un problema para la señora Malcorra; es eficiente, buena lobbysta, pero no es asiática. Es decir no es lo suficientemente representativa desde un lejano país sudameriano.
Macri llegó a la Argentina y en lugar de hacer una conferencia de prensa sobre logros y esperanzas, no hizo absolutamente ninguna porque no las hay, y encima se dedicó a laudar entre Prat-Gay y Sturzenegger como si eso fuera un problema mundial. El razonamiento del gobierno es absolutamente partidocrático; acorralar a la ex presidente para mantener abierta la división del peronismo. Esta es una nueva imbecilidad. El señor Massa aprovechó la gira de Macri para mandarse una viveza argentina. En Florencio Varela habló en favor del proteccionismo sin entender que el joven amateur había ido justamente para voltear al protecionismo. El tema chino, lo conozco porque lo he estudiado, tiene un sistema de planificación a 30 años. Primero empezaron con Africa y ahora siguen con América Latina. Obama restableció las relaciones con Cuba porque era una forma de cerrar una vía de aproximación de China, de la misma forma saboteó el proyecto del canal nicaraguense que une los dos océanos para favorecer nuevamente a Panamá. Los chinos a su vez tienen dos problemas de desconexión. Uno de ellos es Hong Kong y el segundo Taiwán que ni siquiera es sintoísta porque Chiang Kai-shek era protestante. Otro problema que revela cómo se están posicionando los jugadores es que China está creando polders en las aguas del Pacífico a los cuales les otorga inmediatamente la extensión de su soberanía.
Qué me hace pensar todo esto. Que vamos a un nuevo rediseño en la geopolítica del Pacifico y la Argentina, como en 1943, corre el riesgo de equivocarse angustiosamente de partido. En fin, son simplemente algunas reflexiones.




ARGENTINA: CRISIS EN LA ECONOMÍA Y MARIO PERGOLINI EN CHINA. Por Edgardo Arrivillaga.

En momentos en que el presidente Macri se prepara para viajar esta noche a China para intervenir como observador en el Foro de Países del Pacífico, los señores Alfonso Prat-Gay y Federico Sturzenegger se dedicaron a un eterno ping-pong como señores feudales que quieren reforzar sus áreas de influencia en desmedro de la sólida imagen argentina que el presidente pretende vender y que, una vez más, se ha hecho trizas como una cristalería mal engarzada.
Prat-Gay, que tiene una sensibilidad cercana a la social democracia, quiere darle prioridad al crecimiento para determinar si la inflación es o no un tema superado. Por su parte Sturzenegger, emboscado desde su torre de marfil, eligió un evento organizado por la Universidad de Tel Aviv para detallar que no estaban dadas las condiciones para el relajamiento de la política monetaria porque, entre otras cosas, un proceso de desinflación necesita de varios meses para considerarse como tal. Adujo también que las expectativas de inflación para 2017 aún se ubican por encima de las expectativas de la autoridad monetaria. Para peor señaló, metiéndose en un área que le corresponde al ministro Triacca, a los empresarios que no deben otorgar aumentos salariales pensando en la inflación pasada sino en la que viene.
La estrategia de Sturzenegger, que efectivamente podría terminar en un organismo internacional, lo cual tal vez sería deseable para el país, retoma algunos papers que han estado circulando en los que unos jovencitos sostienen que el año que viene, si existiera una inflación del cero %, la paritaria negociada estaría fijando un salario real por encima del año anterior. El autor de estos papers y de un libro es un joven economista casi desconocido que señaló recientemente que Keynes era una basura. Aunque realmente desconozco todavía la consistencia de las obras de este jovencito.
En la cadena de responsabilidades la culpa cae del lado de Sturzenegger porque es el peor momento para demostrar la inexistencia de una política económica coherente y su terquedad ante una situación que exige, al menos, una vidriera unificada si se va a negociar un paquete de yuanes a China facilitados por dos personas: el padre del presidente, Franco Macri, y el actual embajador en Beijing, Diego Guelar.
La Argentina sigue creyendose el pais de los cuatro climas y de las infinitas posibilidades, pero esta manejada por un grupo de irresponsables que el presidente Macri hace entrar en la cancha con la astucia de un técnico de futbol. Esperemos que no siga el camino de Goldman Sach, propietario de un paquete interesante del grupo Clarin que junto con Lehman Brothers ejerce una acción superlativa en el trazado de las políticas monetaristas que actúan dentro del propio gobierno y en el mundo en general.
Pocas veces hemos visto un sistema de implosión tan bien estructurado por un funcionario narcisista de inevitable apellido suizo. Entre tanto el gobierno ha entrado en conflicto con las ventas de las tarjetas de crédito. El objetivo es limitar la posición hegemonica de la tarjeta Visa dentro de la estructura llamada Prisma que las contiene a todas.
Mientras tanto, vamos hacia China. Vamos alegremente hacia China demostrando la endeblez de un presidente terco, ineficiente, simpatico y de escasa cultura. Una especie de Mario Pergolini a cargo de la vacilante estructura administrativa de la gestión económica del pais.


PROCESO DE CONSERVACIÓN DE LA PESCA EN AGUAS PROFUNDAS Y ALGUNAS PRECISIONES DE INTELIGENCIA SOBRE LA NOTA DE VAN DER KOOY. Por Edgardo Arrivillaga.

Normal 0 21 false false false ES-AR X-NONE X-NONE MicrosoftInternetExplorer4

Esta nota de Eduardo Van der Kooy sobre la interna de la SIDE y la irresponsabilidad de general Milani, un seductor de damas otoñales, que tiene un aparato de inteligencia que supera largamente a los sistemas de reunión de información, constituye un hecho mucho más peligroso que el escuálido acto de ayer en donde sólo 3 mil personas y un bosque de banderas enmascararon la soledad política e intelectual de la marcha que se presumía con una masividad inexistente.

El general Milani, que ha colocado todos sus vértices con oficiales de inteligencia del Ejército, pretende establecer una situación golpista en el país aprovechando algunas estructuras que le sobreviven. Una de ellas es la base de la calle Estados Unidos, donde concurre el jefe de departamento del Ministerio de Seguridad Interior, e informante de la SIDE, que responde al nombre de Ricardo. Ricardo es un hombre versado en el manejo de los conocimientos tecnológicos necesarios que exige Milani y hace algún tiempo hizo un curso de formación en España en la actividades que conoce.

Otros elementos que se mueven en torno a Milani, que incurre sistemáticamente en el delito de desacato e incitación a la violencia, son cuadros políticos de la provincia de Buenos Aires que mantienen contactos con figuras oscilantes, como la señora Mónica López que ha pasado velozmente del massismo al kirchnerismo luego de efectuar una maniobra de penetración en el sector que gira alrededor del secretario de Justicia Ferrari, un ex cuadro del Opus Dei, que tenía una oficina en el barrio Las Cañitas, y que sigue contactándose con el dirigente colombiano Francisco de Narváez. A su vez, Francisco de Narváez mantiene relaciones de proximidad con un grupo francés que opera sobre dos cámaras empresarias. Una de ellas es la Franco-argentina, donde trabaja la señora Fidalgo, editora de la revista perspectivas, y la segunda es la Cámara Argentino-canadiense, que recibe sistemáticas visitas anuales de profesionales que intentan evitar escala en los Estados Unidos. Esto tiene una explicación y lo aclararemos en su momento.

Las cámaras poseen un contacto de la SIDE en el edificio del Palacio Barolo, con dos oficinas diferentes. Una de ellas se ocupa de operaciones inmobiliarias comunes, aunque alguno de sus miembros integra la Internacional Homosexual, lo cual ya no es un delito, el embajador Balza también lo hace. Pero una segunda oficina, mucho más discreta, responde directamente a la vieja Secretaría de Inteligencia. Van der Kooy menciona que podrían ser reincorporados viejos cuadros que habían sido reemplazados por pasantes de la Cámpora, entre ellos una germanista, Silvia Cucovatz quien se desempeñó durante varios años en Europa.

Objetivamente, la marcha de ayer rozó el delito de desacato, de intimidación a la violencia y de golpismo. Esto tendrá que resolverlo la Justicia porque en la última reformulación constitucional de 1994 se intentó diluir esa figura penal por presión del Cels, que dirige Horacio Verbitsky. Es un tema que tendrán que ver los jueces, si se atreven, y sobre todo el presidente, que es el principal afectado por estas amenazas.

El periodista Verbitsky en 1961 fue censurado por su análisis del film Los inundados, de Fernando Birri. Curiosamente el film recibió un premio en el Festival de Locarno, y posteriormente obtuvo uno de los premios a opera prima en Venecia.Tengo las pruebas del asunto y el censor parece haber sido el doctor Ramiro de la Fuente. Lamentablemente para Verbitsky, en el acto de Plaza de Mayo no hubo ni chalupas ni inundados ni prácticamente nada de nada. El motivo real por el que el Cels se convirtió en un difusor de las ideas zaffaronianas se debe a que el fundador de la empresa Ford, inventor de la cadena de montaje, Henry Ford, es autor del libro El Judío Internacional y viajaba con frecuencia a Alemania para entrevistarse con Goering, presidente de la Unión Industrial Alemana, y el propio Adolfo Hitler. Es así, son cosas que el periodista Verbitsky, más allá de su colaboración comprobada con la Fuerza Aérea, debería tener en cuenta.

Pero la pelota vuelve directamente a Mauricio Macri. Es él el que debe provocar la restructuración de los servicios de inteligencia, dividiendo las partidas entre lo que es Inteligencia Interior, el Ministerio que dirige Patricia Bullrich y la SIDE que debería tener un perfil de inteligencia exterior, especialmente si tenemos en cuenta que el pacto con las FARC durará poco tiempo y que ayer mismo irregulares mataron a 7 soldados paraguayos. La avenida de aproximación se acerca peligrosamente a la Argentina y creo que mis apuestas en torno al enfrentamiento interno lamentablemente se están cumpliendo.

LA SOMBRA DE MILANI PERSIGUE A MACRI.

Por Eduardo Van der Kooy.
Se está abriendo para Mauricio Macri un escenario peligroso. La pesadez de la economía sigue siendo una mochila difícil de cargar. Nada hace prever que su peso disminuya antes del año que viene. El segundo semestre dejó de ser una ilusión. En este marco, el clima político se viene intoxicando. Con una espiral de amenazas y provocaciones, donde resulta difícil discenir quién es quién. Porque parece filtrarse también la mano del espionaje. De ese submundo pudo salir el primer reto al Presidente para un ejercicio de transparencia. El ingeniero desplazó al director de la Aduana, Juan José Gómez Centurión. Pero no está totalmente convencido acerca de lo que hizo.
Ante la aridez que exhibe su Gobierno en otros campos, no tuvo más remedio que resultar expeditivo. Cesó a su amigo y ex combatiente de Malvinas por una denuncia que le acercó Patricia Bullrich. Una grabación clandestina que revelaría irregularidades en aquella dependencia. Presuntas extorsiones para recibir coimas. Macri llegó al poder con el mandato de adecentarlo. Tal exigencia creció a medida que comenzó a develarse la montaña de corrupción que escondió el kirchnerismo. La vara está por las nubes.
Aquella determinación detonó tensiones dentro de Cambiemos. Hubo ministros que le dijeron a Macri que se había apresurado. No fue lo peor. La diputada Elisa Carrió se fotografió abrazada a Gómez Centurión. Un certificado de honradez para el desplazado. Un búmeran para la determinación presidencial.
El director de Aduanas denunció ser víctima de una maniobra mafiosa. Carlos Barreiro Laborda, su mano derecha denunciado por Bullrich, responsabilizó a agentes de inteligencia. Marcó a Silvia Majdalani, la número dos de la AFI (Agencia Federal de Inteligencia). Los mayores enigmas se centrarían en la propia denuncia. Una grabación que fue editada. Que incorporó incluso tramos de algunos mensajes de WhatsApp del celular de Gómez Centurión. Esas captaciones serían posible sólo con la utilización de una sofisticada tecnología. Que no abunda entre los espías que trasegan formalmente el suelo y el aire del territorio nacional.
Las investigaciones sobre el caso se han bifurcado. Por un lado está la corroboración del presunto delito. Por otro, la matriz de la denuncia. A Gómez Centurión lo rodea una historia con halo de honestidad. Incluso el titular de la AFIP, Alberto Abad, no habría registrado con el acusado ningún contratiempo en ese aspecto. Algunos en cambio en el campo laboral, porque el destituido impregnaba sus acciones con lógica militar. Distinto sería el concepto sobre Barreiro Laborda. Un hombre que merodea esas esferas desde las épocas de Carlos Menem. Una vez intentó ser desplazado pero recibió la firme protección de Ramón Hernández, inamovible secretario privado del ex presidente.
La acusación contra Majdalani despertó viejos fantasmas. Tal vez de identidad falsa. La mujer está donde está por su relación con Francisco Larcher, el hombre de confianza de Néstor Kirchner en la antigua SIDE. Ese lazo activó el nombre de Jaime Stiuso, el topo más conocido y lúgubre de la Argentina. Hasta Gómez Centurión lo mencionó aunque luego se rectificó. La cuestión sería ahora bastante menos lineal que entonces. La sociedad de Larcher con Stiuso, por ejemplo, se resquebrajó desde que Cristina Fernández ordenó al ex amigo de su esposo que abandonara el seguimiento de la pista iraní por el atentado en la AMIA. Ocurrió cuando decidió firmar el Memorándum de Entendimiento con Teherán. Llegó luego la denuncia contra la ex presidenta y la misteriosa muerte del fiscal Alberto Nisman.
Tampoco Majdalani maneja todos los resortes de la AFI. Posee una incidencia innegable. Pero Gustavo Arribas, el amigo futbolero que Macri colocó en el timón de inteligencia, habría empezado a apilar algunos ladrillos. Repuso en su cargo a dos mujeres especialistas en espionaje antiterrorista que habían sido cesadas por Oscar Parrilli. Se empeña en desarrollar y controlar los programas de ciberinteligencia. Pretende reponer a media centena de profesionales que fueron reemplazados por jóvenes de La Cámpora.
El interrogante que desvela a Macri –también a Bullrich– frente al pleito de Gómez Centurión sería: ¿cómo habría sido construida la denuncia e interceptados sus mensajes? Las respuestas abren un abanico de especulaciones. Extendería además el problema desde el plano político no sólo al de inteligencia: también a las Fuerzas Armadas.
La cúpula del Ejército está constituida por ingenieros y oficiales de inteligencia. Que supieron formarse con la impronta que impuso el ex teniente general César Milani, cuando manejó la fuerza en tiempos de Cristina. El actual director de Inteligencia, José Eduardo Arce, es un discípulo suyo. Esa sería apenas una parte del problema. El ministro de Defensa, Julio Martínez, se esfuerza por poner orden en una cartera que encontró desencajada. Pero hay cosas que permanecerían en un limbo.
Hay dos camionetas de origen japonés con equipamiento de última tecnología que Milani entregó a cada unidad de inteligencia cuyo paradero aún se desconoce. Tampoco se saben dónde estarían un par de equipos de intercepción de llamadas –incluso satelitales– que por una cifra millonaria el ex teniente general adquirió en Israel. ¿Hay espionaje que está funcionando por afuera de las estructuras institucionales y de poder? Esa es la percepción de Gómez Centurión sobre la denuncia que lo golpeó. Esos son los mismos temores que invaden al macrismo.
Milani no está quieto. Se han jurado mutuamente venganza con Stiuso después de la muerte de Nisman. Fijó posición pública sobre la actualidad en una radio. Sus argumentaciones no resultan distintas a las que propalan Cristina y el ultrakirchnerismo. Subraya el “rencor y la violencia” que estaría sembrando el gobierno de Macri. Habla sobre la supuesta persecución judicial “a todos aquellos que ocuparon cargos relevantes en el gobierno anterior”. Apunta, sin decirlo, a Cristina. Reivindica a Guillermo Moreno como “un peronista honesto y leal”. Es socio del ex secretario de Comercio en un emprendimiento gastronómico. Una panchería.
Su aparato de inteligencia clandestino podría servir a otras causas. ¿Es una casualidad que hayan pululado las amenazas contra Macri y María Eugenia Vidal? ¿Por qué, pese al seguimiento, las autoridades no pueden precisar, salvo excepción, el origen de las intimidaciones? ¿No es llamativa también la propensión al desorden y la violencia que muestran ciertas protestas de organizaciones sociales, en especial de la izquierda?. La refriega con policías en el Puente Pueyrredón, la semana anterior, no fue acicateada por el Movimiento de Jubilados y Pensionados. Participaron militantes de la Corriente Clasista y Combativa (CCC). Los incidentes se reiteraron el miércoles en la autopista a La Plata con la Coordinadora de Trabajadores Desocupados (CTD). Allí terció Quebracho, que conduce Fernando Esteche. La figura de ese dirigente está vinculada desde hace mucho a la inteligencia del Ejército. Podría estar también enredada con Milani. Nunca nadie pudo saber cómo se financia ese grupo que ya recorrió 25 años. No fue un improvisado el que arruinó la camioneta de una persona impedida de circular. También habría que reparar en la débil prevención: el protocolo Antipiquetes que promueve Bullrich se pone en marcha con pereza.
El reclamo de aquellos jubilados pudo ser tan legítimo como cargado de paradoja. El Gobierno se ha visto obligado a adoptar medidas duras –varias mal implementadas– para intentar escapar de la calamitosa herencia económica de los K. Pero hipotecó buena parte de sus metas fiscales con la reparación dispuesta a los jubilados. Representa una inversión social de $ 75 mil millones. Ningún sector ha recibido una recompensa siquiera parecida.
Hay quienes afirman en el Gobierno que en aquellas turbulentas protestas hubo también activistas de MILES, el partido de Luis D’Elía. Un día después, el ex piquetero convocó mediante un comunicado a participar de cualquier movilización contra Macri. Sin distinción de banderas ni ideologías. Los K se acoplaron a las Madres de Plaza de Mayo en una ronda de resistencia contra Macri. “Nuestro gran enemigo”, desafió Hebe de Bonafini. Todo suena a desproporción, más allá del momento difícil.
Gómez Centurión no fue el único espiado. También sufrió Guillermo Marijuan. El fiscal fue grabado clandestinamente cuando hablaba por WhatsApp con un periodista sobre su decisión de pedir la indagatoria de Cristina y prohibirle la salida del país por ocultar millonarios giros al exterior durante el conflicto con los fondos buitre. “Esto puede terminar con su detención”, arriesgó el funcionario. La Cámpora salió a cruzarlo. Recrudece la embestida contra el fiscal.
Esta radicalización tendría varias explicaciones. El Gobierno sembró el campo con la pésima gestión sobre el aumento de las tarifas. Los sectores talibán de la oposición lo aprovechan a partir de un flanco que deja el macrismo: es ducho en las redes sociales, pero carece del hábito para militar la calle. Todo coincide, por otra parte, con una complicación judicial de Cristina en sus causas por corrupción. La ex presidenta regresó a la actividad política por un motivo central: irá en las legislativas del año próximo en busca de los fueros que, por omnipotencia, despreció en vísperas de su salida del poder. Se creía intocable y advierte ahora que ya no lo es.



NAVIDADES SANGRIENTAS. por Edgardo Arrivillaga.

Un simple pronóstico al gobierno del ingeniero Macri, que carece de una eficiente Secretaría Legal y Técnica. Convendría sugerirle que analice la Ley de Acefalías porque su grado de incapacidad es absoluto. La violencia está desatada en el país y es inútil que quieran vendernos un Davos II con la asistencia de CEOs en la ciudad de Buenos Aires, cuando el gobierno es incapaz de garantizar la seguridad de sus propios amigos y adversarios.
Los resortes legales han durado el tiempo de un suspiro. El enfrentamiento entre una compañía de Gendarmería Nacional en la autopista Buenos Aires-La Plata sólo revela que la escalada puede aumentar y pronto pasaremos a la munición lisa y llana contra puebladas de inspiración inexistente. Se agrega a esto que la Policía Federal está virtualmente desactivada y que los vértices de la SIDE son ágrafos en una materia que deberían dominar.

Probablemente estemos a 60 días del alerta que un ex cursillista de Tucumán, Jorge Rafael Videla, alertó al gobierno peronista. Desearía equivocarme, pero en general no lo hago. El país se desploma y el ingeniero Macri no sabe exactamente qué hacer con el asunto.

Probablemente alguien lo hará por él.



EL ALZA DE LOS ALIMENTOS. Por Edgardo Arrivillaga.

La Argentina siempre jugo un poco de contragolpecon respecto a los mercados cerealeros y carneos que fijan la estabilidadde los commodities en el mundo. Lo que hace algunos años se llamaba los alimentos primarios y las graves contradicciones que existen en un pais rico, pero politicamente raquitico que deberia poder alimentar a 400 millones de personas, aproximaadamente.

El problema que este esfuerzo, si fuera posible, tendria que disciplinar desde las semillas, los nutrientes y toda la cadena de comercializacion. El pais esta preparado para ello; tiene una mentalidad parasitaria y rentistica y no tendriamos siquiera gas ni petroleo, sino fuera por los generales Savio y Mosconi.

Hace 30 años, mas o menos, el Club de Roma, liderado por el ingeniero Aurelio Peccei, imagino un dólar proteina que equilibraria los mercados sujetandolos a la ley de la oferta y la demanda. Era una fantasia. Los mercados se autoregulan, recien ahora estan llegando a la etapa de los tratados de libre comercio que no le interesan al señor Trump ni a la señora Clinton, dos habiles mistificadores, pero que golpean directamente al centro neuralgico del sistema de produccion americano y mundial. El resultado de todo esto, producto de una poblacion mundial que llegara a los 8 mil millones en pocos años, sera que seremos gordos, mal alimentados y escasamente proteicos.

El gobierno argentino, que se la pasa inaugurando secretarias y subsecretarias con rango de ministerio, deberia tener un solo gran ente coordinador que seria el Ministerio del Habitat, lo cual daria jerarquia institucional para firmar acuerdos, establecer metas de produccion productivas y proyectos globales a largo plazo.

Se que estamos muy lejos de todo esto porque el gobierno es vacilante. Esta nota nutrida con elementos de la FAO apunta las certidumbres que se deberan hacer.

El índice de precios de los alimentos que elabora la Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) alcanzó un promedio de 151,8 puntos en abril, con un aumento del 0,7% respecto a marzo.

"El incremento de abril estuvo impulsado por los precios del aceite de palma y, en menor medida, los cereales, mientras que los precios del azúcar se redujeron después de un fuerte aumento en marzo", precisó en un comunicado la agencia especializada de Naciones Unidas, cuya sede central se encuentra en Roma.

El índice de precios de los alimentos de la FAO es un índice ponderado en base a los intercambios comerciales que hace el seguimiento de los precios internacionales de cinco grupos principales de productos básicos alimentarios: cereales, aceites vegetales, productos lácteos, carne y azúcar.

El pronóstico actualizado de la FAO sobre la cosecha mundial de cereales apunta a mercados estables para los productos básicos.

El declive de los precios en el último año reflejaba los abundantes suministros de alimentos, una desaceleración económica mundial y la mayor fortaleza del dólar, explica la nota.

El índice de precios de aceites vegetales de la FAO aumentó un 4,1%, debido en gran parte a una perspectiva negativa sobre la producción de aceite de palma de 2016, junto con una creciente demanda en todo el mundo.

El índice de precios de los cereales subió un 1,5% en abril, debido principalmente a las cotizaciones internacionales del maíz, influidas por un dólar más débil y el efecto indirecto del sector de las semillas oleaginosas.

Sin embargo, los precios del arroz se redujeron ligeramente, mientras que los mercados de trigo registraron subidas limitadas en medio de expectativas de grandes suministros de las cosechas en la nueva temporada.

El índice de precios de los productos lácteos de la FAO se redujo un 2,2%, al continuar creciendo las existencias de mantequilla y queso en los principales países exportadores.

El índice de precios de la carne subió por su parte un 0,8%, impulsado por el fortalecimiento de la demanda de carne de vacuno australiano en Estados Unidos.

El índice de precios del azúcar de la FAO cayó un 1,7% en abril después de un fuerte aumento del 17 por ciento del mes anterior. Aunque se mantiene la preocupación sobre la producción mundial de azúcar, Brasil -con diferencia, el principal exportador- ha tenido su segunda mayor cosecha en la historia y se prevé un descenso en el uso de la caña de azúcar para producir etanol.

Los subíndices del azúcar y los aceites vegetales son los únicos que están actualmente en niveles más altos que los de abril de 2015.

La FAO elevó ligeramente su pronóstico para la producción mundial de cereales en 2016, a cerca de 2.526 millones de toneladas, prácticamente la misma que en 2015 y, potencialmente, en vías de ser la segunda mayor cosecha mundial alcanzada hasta ahora, según la entidad.




LA TEORÍA DE "lOS DOS PAPAS" INQUIETA A BERGOGLIO. Por Julio Algañaraz.

Normal 0 21 false false false ES-AR X-NONE X-NONE MicrosoftInternetExplorer4

El secretario general de Benedicto XVI lanzó la idea. Dijo que Ratzinger no abandonó "para nada" la misión de Pedro.

El arzobispo alemán George Gaenswein es el jefe de la Casa Pontificia, uno de los más estrechos colaboradores cotidianos del Papa Francisco, y también desde hace años el secretario personal del Papa emérito Benedicto XVI, Joseph Ratzinger. Este personaje clave de la situación excepcional que se vive en la Iglesia, con un pontífice que fue el primero en renunciar a su cargo en 700 años y vive en el mismo perímetro de los jardines del Vaticano, donde Gaenswein duerme todas las noches, ha tirado una bomba que puede traer consecuencias graves e imprevisibles. Al presentar un libro en la jesuítica Universidad Gregoriana de Roma, el jefe de la Casa Pontificia, confirmado en el cargo en 2013 por Jorge Bergoglio, afirmó que Benedicto XVI-Ratzinger “no ha abandonado para nada la misión de Pedro”.

La teoría, que hasta muchos conservadores consideran peregrina e inaceptable, es que según el arzobispo Gaenswein el Papa emérito ha convertido el pontificado en “un ministerio alargado, con un miembro activo y un miembro contemplativo” en “una dimensión colegial y sinodal, casi un ministerio en común”.

Nadie duda de que las palabras de Gaenswein corresponden a lo que piensa Benedicto XVI y han sido autorizadas a su íntimo secretario personal por Joseph Ratzinger.

Sandro Magister, un vaticanista famoso que edita un sito de alto nivel en general hostil a Papa Francisco (lo considera por lo menos “confuso” y defiende posiciones más bien conservadoras) es un estimador de Ratzinger, pero en la “teoría de los dos papas” se muestra absolutamente contrario a la postura de Gaenswein y de su tutor, el papa emérito.

“Nadie hubiera esperado un gesto de tan inaudita rotura con la historia del papado, totalmente sin precedentes, una suerte de estado de excepción querido por el Cielo, como lo ha definido el mismo Gaenswein”, escribe Magister en su columna “Iglesia” en la edición on line del semanario L’Espresso.

“La novedad absoluta no es la renuncia sino el después”, señala Magister, sacudiendo la inquietud del mundo católico. Bergoglio no dio una respuesta polémica directa a su jefe de la Casa Pontificia, pero encajó el golpe y en dos oportunidades, ante preguntas de los periodistas aclaró en forma tajante: “el papa soy yo”.

No hay otro. No existe la ambivalencia “activo” y "contemplativo”. Además, Francisco defendió la absoluta lealtad del Papa emérito. Dijo que a veces algunos de los que van a ver a Ratzinger al convento en el que vive con su secretario íntimo Gaenswein, comienzan a decirle: “pero este nuevo papa…”. Benedicto XVI no los deja terminar. “¡Los echa!”, afirmó Bergoglio.

Si es así, no se explica cómo dejó o estimuló a Gaenswein para que expusiera la teoría de los dos papas. Este es un tema muy difícil. Un gran canonista católico, el jesuita Gianfranco Ghirlanda, señaló cuando Benedicto anunció la renuncia el 11 de febrero 2013, que Ratzinger permanecería siendo obispo, “obispo emérito de Roma”, porque el orden sacro es indeleble, pero perdería su “potestad” de primado de la Iglesia, que dependía de la “legítima elección”.

Magister escribe que “el real comportamiento de Ratzinger contradice este orden de cosas”. Otro canonista, Stefano Violi, hipotetizó que Ratzinger renunció al ejercicio de gobierno y de magisterio, pero mantuvo el ejercicio de la oración y la compasión”.

La teoría del doble papado, con un miembro activo y uno contemplativo, que hacen de Francisco y Benedicto “casi un ministerio en común”, como señala Magister, desató polémicas y opiniones encontradas entre un nutrido grupo de teólogos y canonistas.

La batalla sorda de muchos conservadores y la guerra civil de los tradicionalistas contra las reformas y el estilo del Papa Francisco, hace riesgoso para la unidad de la Iglesia que el análisis-propuesta del secretario de Ratzinger prospere.

Una excepcional respuesta a esta confusión provino del cardenal alemán Walter Brandmuller, de 87 años, fino historiador del cristianismo que entró en el campo de batalla con un artículo que en Italia reprodujo Sandro Magister en su blog. El cardenal conservador ha sido un estrecho sustento del pontificado de Ratzinger, que lo hizo cardenal en 2010.

Brandmueller contiende directamente a Benedicto XVI. Afirma que “la renuncia del Papa es posible (lo admite el derecho canónico), pero hay que esperar que no ocurra más”. El cardenal está convencido de que renuncias como la de Ratzinger no son moralmente lícitas porque se deben a razones personales y no al bien común de la Iglesia.

Además Brandmueller está contra la fórmula del Papa emérito, considera urgente la necesidad de una legislación que defina las reglas de un estatuto que regule la figura y la acción de quien ha sido Papa.

Auspicia el anciano cardenal que el Papa renunciante debe ser creado cardenal de inmediato, sin derechos electorales activos o pasivos. Se lo debe llamar por su nombre. O sea que Benedicto XVI hubiera pasado a ser otra vez el cardenal Ratzinger. Tampoco debe llevar el hábito blanco, asignándole un domicilio y un sustentamiento bien diferenciados del pontífice en ejercicio. Y cuando muere debe celebrarse un funeral que “no puede ser el que está previsto para un Papa”.

El cardenal Brandmueller concluye que “se debe respetar la dignidad personal” del renunciante, pero también excluirse “cualquier peligro para la unidad de la Iglesia”.

Fuente: Clarín.



xxx

xxx


EL RELATO DE LOS 30.000. Por Edgardo Arrivillaga.

Los hechos y las fantasías de la izquierda revolucionaria.
La mayor parte de las organizaciones de Derechos Humanos establecieron que nunca existieron 30 mil desaparecidos en la Argentina. Se llegó a esa cifra redonda porque era el número exacto que calificaba para genocidio según la legislación internacional vigente en la época. Esto permitió cobrar las indemnizaciones pertinentes, aproximadamente 250 mil dólares por familia para los terroristas revolucionarios, y respaldar un mito persecutorio que permite que aún 2 mil personas que no han llegado siquiera a juicio, analizando el grupo de oficiales, suboficiales y personal de tropa, estén detenidos en condiciones absolutamente infrahumanas. Estas condiciones provocaron la muerte por sangría en el inodoro del general Jorge Rafael Videla, estaqueado largamente, y obligaron a que su hijo, uno de los primeros de su promoción, tuviera que pedir la baja, casi coactiva, porque las autoridades del Ejército, como Bendini –"Maldecini"- le informaron que no tendría posibilidad de ascenso en la fuerza simplemente por ser el hijo del padre.

Toda esta gente, que son el equivalente a Los secuestrados de Altona, que describió magistralmente Jean Paul Sartre, no tiene la menor posibilidad de lograr su libertad como hizo oportunamente el ex presidente Duhalde con Gorriarán Merlo, el fallecido asesino de Anastasio Somoza (h) en el Paraguay.
Esta irregularidad procesal permite paradojas como la de la señora Donda cuyo tío se encuentra procesado por robo de bebés o la del francotirador de la Armada, que operaba bajo el nombre de guerra Ruger, casado con una montonera de origen rumano con la cual tiene dos hijos, que vive libremente en Recoleta.
Esta situación de asimetría jurídica y de plagiarios no estremece a los defensores de los derechos humanos a tiempo pleno ni a las almas bellas ni al juez Zaffaroni ni a ninguno de los miserables kirchneristas, como Hebe de Bonafini, que apoyan a la ex presidente Cristina Kirchner entre risotadas de lavanderas e incomprensibles exclamaciones jocosas dirigidas directamente contra el presidente Mauricio Macri. Efectivamente, la realidad histórica demuestra que no hay una justicia imparcial en una guerra civil que pueda ser aplicada cuando una de las facciones ha tomado lisa y llanamente el poder con un sistemático trabajo de inteligencia que pasa por la coptación de las herramientas culturales gramscianas cuidadosamente enfiladas hacia los jovenes.
La persona que detalló y gestionó el mito del genocidio en los ámbitos internacionales fue el contador Gaudenzi, quien actualmente vive en Ginebra y produce colaboraciones para Radio Holanda. Una pariente de Gaudenzi, que es civil, está casada con el contador Vallone, poseedor de una inmobiliaria en la Ciudad de Buenos Aires dedicada a la compra-venta de propiedades y alquileres de dudoso origen.
Sobre todos estos pormenores, el trabajo más serio que se conoce fue desarrollado por el Estado Vaticano, haciéndolo visionar por el secretario de Relaciones Exteriores de Giulio Andreotti a la época, Franco Foschi, y el subsecretario Elio Sachetto que se encontraba a cargo de relaciones internacionales en sus lujosas oficinas de la organización Italia Mundi en el barrio de Parioli. El prelado que entregó la documentación a un hombre de negocios de extrema confianza para el Vaticano y colaborador del mensuario 30 Giorni, impreso en cinco idiomas y que se encontraba bajo la supervisión del Papa Ratzinger, fue monseñor Cavalli, quien tenía diálogo frecuente con el embajador ante la Santa Sede, Santiago de Estrada.
Operativamente se hicieron dos juegos de voluminosos listados detallando el nombre y la edad de los desaparecidos para ser entregados a una alta autoridad de la Junta Militar argentina. El subterfugio de los dos voluminosos listados se confeccionó para evadir a la policía aeroportuaria que inadvertidamente interviniera en el asunto. Se sabía que todos los vuelos que provenían de Europa y de Méjico eran monitoreados y efectivamente uno de estos listados fue arrojado en un cajón de basura del aeropuerto de Ezeiza y el otro pasó sin problemas cuando se hizo el visado de pasaportes.
Otra curiosidad de esta historia es que el general Milani, seductor de mujeres con poder ya otoñales, pertenece a las mismas camadas que cumplían sus mismas funciones en la guerra contrarrevolucionaria de los 70. Esto no le ha impedido superar los filtros del Cels, de Horacio Vertbisky, e integrarse con un gasto desproporcionado de armamento a una difusa organización de seguridad intrior que opera desde la calle Estados Unidos. Se trata de una Triple A pero sólo a nivel informativo estructurada desde el lado del kirchnerismo.
Solamente una persona desprolija y en el fondo desinteresada como el presidente Mauricio Macri puede haber desconocido estos hechos antes de lanzarse a declarar que no sabía exactamente el número de desaparecidos. Esto es más perturbador porque el propio Mauricio Macri fue secuestrado por una pandilla de irregulares de la policía maldita y tuvo que comunicarse Franco Macri, su padre, con Gianni Agnelli para que desde la Península se hicieran operaciones necesarias para salvar al hijo. Los conocedores saben que fueron sondeadas la mafia siciliana, la Ndrangueta y la sacra corona unita con base en Puglia y en la Gallipoli italiana.
Todo esto permitió su liberación pero la síntesis de este desafortunado episodio es que un presidente que oscila entre el liberalismo y la democracia cristiana -su gabinete así lo demuestra- tiene una imperiosa necesidad de generar héroes individuales, La Gran Depresión americana no sólo fue derrotada por la limpieza del río Tennessee sino también por figuras como Amelia Erhard y otros que provocaron un efecto impulsor sobre las masas americanas y les permitieron sortear en unos pocos años la decadente estanflación. La Segunda Guerra Mundial hizo el resto.
Pero no creo que nadie en esta administración ocupe su tiempo en estos menesteres.



WO SHE ARGENTINIAN RENG.



SEGUNDA SEMANA SIN GOBIERNO EN LA ARGENTINA. Por Edgardo Arrivillaga.

Los funcionarios parecen haber desaparecido.


CASO NISMAN.: EL GOBIERNO NO HACE ABSOLUTAMENTE NADA Y ESO LO HACE CON ABSOLUTA PERFECCIÓN.

Normal 0 21 false false false ES-AR X-NONE X-NONE MicrosoftInternetExplorer4

El contraataque de Cristina al ex fiscal de la AMIA.

Las planillas donde se anotan el ingreso y egreso de personas entre los días 15 y 19 de enero del 2015 no están en el documento oficial que debía preservarse por cuestiones de seguridad y legales.

·

Del registro de ingresos a la residencia presidencial de Olivos en los días anteriores y posteriores a la misteriosa y violenta muerte del fiscalAlberto Nisman, el 15 de enero del 2015, se descubre una mayor presencia del director y subdirector de la AFI, Oscar Parrilli y Juan Martín Mena; del titular de la AFIP Ricardo Echegaray y el diputado Andrés “Cuervo” Larroque, mientras poco a poco crecen las audiencias de Cristina Kirchner para Aníbal Fernández. Pero lo más importante, desde el punto de vista judicial y político, es que extrañamente las planillas de ingresos del 15 al 19 de enero no están en el documento, como si las hubieran arrancado, lo que podría configurar el delito de destrucción de documentos públicos. Estos datos, secretos hasta ahora,revelan cómo Cristina con la ayuda de la AFI, la AFIP y la UFI preparó su contraataque contra Nisman pero la ausencia de las planillas con los ingresos y egresos de esos días clave no permiten reconstruir la historia con más detalles.

Mientras un médico traumatólogo entraba casi a diario a la quinta de Olivos al igual que el peluquero Alberto Sader, un día antes de la denuncia de Nisman contra la entonces presidenta por encubrimiento a favor de los cinco iraníes acusados de ser los autores intelectuales del atentado contra la AMIA, entre otros, hubo una cumbre en el chalet presidencial, lo que confirma que el Gobierno sabía con anticipación de la decisión del ex fiscal de la AMIA.

El 13 de enero desfilaron por el chalet de Cristina y la casa de Máximo, Ricardo Echegaray –ex titular de la AFIP y actualmente suspendido como titular de la Auditoría General de la Nación-, el ministro del Interior, Florencio Randazzo –que se quedó poco tiempo-, Larroque –acusado por Nisman de ser uno de los nexos con el referente iraní Jorge Kalhil- y José Ottavis, entre otros. Olivos era el lugar preferido por Cristina para recibir a sus más íntimos. Algunos ministros solo pisaron la residencia para actos oficiales.

Al día siguiente, Nisman presentó su denuncia que provocó una conmoción en el país y preocupación en el Gobierno. Esa jornada, a las 12.40, entró Parrilli y antes de una hora ya se había retirado. La respuesta K fue la lectura de un comunicado por parte del canciller Héctor Timerman, quien comenzó con una campaña de ataques personales y descalificaciones contra el fiscal.

Llamativamente, no están en el registro que consultó Clarín gracias a un pedido de acceso a la información pública presentada por Poder Ciudadano -que preside Hugo Wortman Yofre- las hojas correspondientes al 15, 16, 17 y 18. Una maniobra para ocultar quiénes entraron a Olivos antes de que Nisman apareciera con un balazo en la cabeza en su departamento de las torres Le Parc. El documento salta al 19, como si la Agrupación Seguridad e Inteligencia de la Presidencia esos días no hubiera anotado nada.

El gobierno de Mauricio Macri que entregó el registro a Poder Ciudadano primero enumeró hoja por hoja, es decir que el borrado o rotura se hizo antes de la entrega del poder el 10 de diciembre. Se trata de un documento clave para investigar tanto la muerte como la denuncia de Nisman que ahora reabrió el juez federal Claudio Bonadio y el fiscal Claudio Taiano.

El registro se reanuda el 19 cuando entra Echegaray a las 11.20 y el secretario de Justicia Julián Alvarez. Parrilli hizo una visita de solo 19 minutos y se fue raudamente. En esos días aparece con horario de ingreso Camilo Vaca Narvaja, el entonces novio de Florencia Kirchner, pero sin horario de salida.

Ese día Cristina publica una carta en Facebook en la cual se pregunta qué llevó a Nisman “a tomar la terrible decisión de quitarse la vida”. Eran días de confusión y alarma en el Gobierno, que empieza a atacar a su ex jefe de Operaciones de la SIDE, Antonio Stiuso. El 21 se destaca un ingreso de Echegaray a las 23.30 y otro del secretario de Seguridad, Sergio Berni, a las 0.10. ¿Qué tenía que hacer el recaudador de impuestos en Olivos a esa hora? En fuentes judiciales se preguntaron si habría aportado datos sobre el dudoso patrimonio de Nisman.

El 22 entran Parilli, el secretario general de la presidencial Aníbal Fernández, Randazzo, Echegaray y Rudy Ulloa. Por la tarde, Cristina publica una segunda carta en Facebook en la que descarta la hipótesis del suicidio y dice que no tiene dudas de que Nisman fue asesinado. La presidenta apunta a Stiuso.

Los días siguientes se repiten las reuniones de estos funcionarios. El 26 de enero la fiscal Viviana Fein imputa al técnico en informática Diego Lagomarsino, quien trabajaba para Nisman, por haberle entregado al fiscal el arma calibre 22 con la que se realizó el disparo que lo mató. Mientras tanto, en un golpe de efecto, la presidenta anuncia la disolución de la SIDE y envía al Congreso un proyecto de ley para crear una nueva agencia federal de inteligencia (AFI). Al día siguiente, se suma a las tertulias el titular de la Unidad de Información Financiera (UIF), José Sbatella, acompañado de Alak. Luego del Gobierno impulsaría una investigación judicial para comprobar que Nisman tenía una cuenta bancaria oculta con 800 mil dólares en Nueva York. Paralelamente, el kirchnerismo lanzó una campaña sucia contra Nisman en las redes sociales y con carteles mostrando las fotos de sus novias modelos.

El 29, la jueza federal de San Isidro Sandra Arroyo Salgado, la ex esposa de Nisman y madre de sus dos hijas, dice que “tenemos la certeza de que esto fue obra de otra persona”. Durante la crisis por la muerte violenta de Nisman, Aníbal F. pasó a ser jefe de Gabinete y luego candidato frustrado a gobernador bonaerense. Sin embargo, la rutina de Olivos no se cambió y en los registros se ve la entrada diaria del estilista de Cristina e incluso del peluquero de sus perros, Alfonso Ibáñez.

Fuente: Daniel Santoro - Clarín