EL GABINETE DE GUERRA DE TRUMP. Por Marc Bassets.

El nombramiento de Mattis en el Pentágono se suma al de Flynn en el Consejo de Seguridad Nacional.
Donald Trump ha empezado a colocar en puestos clave de su Administración a generales desafectos con el presidente Barack Obama. Trump anunció esta semana el nombramiento del marine James Mattis como secretario de Defensa. Ha colocado a otro general retirado, Michael Flynn, como jefe del Consejo de Seguridad Nacional, el órgano que coordina la política exterior y de seguridad de la Casa Blanca. Y baraja el nombre de David Petraeus, estrella de las Fuerzas Armadas caído en desgracia, para dirigir el Departamento de Estado.
Los tres generales tienen en común que sirvieron en las guerras de la última década —Irak y Afganistán— que Trump considera el ejemplo del fracaso estrepitoso de EE UU en el mundo. Y los tres acabaron distanciados de la Administración Obama, que los elevó a cargos de alta responsabilidad y después prescindió de ellos.
Hay una diferencia entre los generales Mattis y Petraeus, y Flynn. El prestigio de los dos primeros, y su influencia doctrinal y estratégica, es enorme. Ambos habrían podido servir perfectamente con un presidente republicano más tradicional que Trump, al estilo del ex gobernador de Florida Jeb Bush o el senador Marco Rubio, o incluso en una Administración demócrata, si Hillary Clinton hubiese derrotado al republicano en las elecciones del 8 de noviembre. Flynn, que participó activamente en la campaña electoral, es distinto: pertenece al círculo de Trump, el grupo de fieles dedicados a la agitación xenófoba y a las teorías conspirativas. Mattis, general retirado de los marines, y Petraeus, general retirado del Ejército, se abstuvieron de colaborar en ninguna de las campañas.
El mundo militar produce una mezcla de fascinación y desconfianza a Trump. No ha servido en las Fuerzas Armadas. En la campaña, alardeó de saber más del ISIS (siglas inglesas del Estado Islámico) que los generales, a los que despreciaba como inútiles desbordados por guerras que no entendían. Su idea de un militar de éxito es Douglas McArthur, el general que quería lanzar la bomba atómica sobre China y al que el presidente Harry Truman destituyó. O el general John Pershing. En sus mítines, Trump decía que, en su lucha contra rebeldes musulmanes en Filipinas, a principios del siglo XX, el general Pershing bañó 50 balas en sangre de cerdo y con ellas mató a 49 rebeldes. Al número 50 le dijo: “Ahora vuelve con tu gente, y les cuentas lo que ocurrió”. “Y durante 25 años, no hubo ningún problema”, añadía Trump. La historia era falsa, pero el presidente electo la repetía durante sus arengas contra los terroristas.
Sin precedentes desde 1950
Mattis será el primer general nombrado secretario de Defensa —es decir, el responsable civil de las Fuerzas Armadas más poderosas del planeta— desde el legendario George Marshall, artífice del rescate económico de Europa tras la Segunda Guerra Mundial y nombrado en el cargo en 1950. Para ello necesitará superar dos obstáculos en el Congreso: la confirmación del Senado y la aprobación de una exención a la ley que prohíbe a los militares ejercer de secretario de Defensa hasta siete años después de haberse retirado. Mattis se retiró en 2013.
Como demostró con sus críticas a la Administración Obama por su política ante Irán, mientras dirigía el Mando Central de EE UU, Mattis habla claro a los jefes. Su visión del mundo está alejada de la del presidente electo y la de su otro asesor militar, el general Flynn. Trump coqueteó en la campaña con la Rusia de Vladímir Putin y es partidario del repliegue militar de EE UU de Oriente Próximo. Mattis ha mantenido posiciones opuestas. Tras su primera reunión con Mattis, Trump demostró que podía dejarse persuadir y cambiar de opinión. Dijo que el general le había convencido de que las torturas eran una mala idea. La volatilidad del programa de Trump deja incógnitas sobre cuál será el margen de Mattis para imponer sus prioridades en el Pentágono y cómo influirá en el presidente.
El nombramiento es un gesto que tranquiliza a los republicanos de Washington y al establishment en general, espantado por la llegada de Trump a la Casa Blanca. Dirigirá el Pentágono un hombre respetado en EE UU y venerado por sus tropas, ofrecerá una garantía a la OTAN y los aliados.
Al mismo tiempo, la abundancia de generales en la Administración —la “emergente junta de Trump”, según el periodista especializado Thomas Ricks— es una anomalía, y puede reavivar las discusiones sobre la separación entre el poder político y militar.
Las últimas piezas
Una de las últimas piezas clave que queda para componer los primeros rangos de la Administración Trump es la de secretario de Estado. Será el responsable de representar al presidente de Estados Unidos ante un mundo que ve su llegada al poder con inquietud. Dice el equipo de Trump, que ha organizado la selección casi como un concurso televisivo, que hay cuatro finalistas. Entre ellos Mitt Romney, uno de los republicanos más críticos con Trump en campaña, y el general David Petraeus, lastrado por haber filtrado información secreta a una amante.



TRUMP ABRE EL JUEGO A TAIWÁN. Por Edgardo Arrivillaga.

En su primer gesto de independencia politica de la administracion Obama, el nuevo presidente americano Donald Trump, tomo contacto directo con la presidente de Taiwan, Tsai Ing-Wen.
Taiwan no es una pieza insignificante. El ex presidente Chiang Kai- Shek no era sintoista sino protestante, una curiosidad que se debe a la persistente accion baptista sobre las islas. Taiwan tampoco es un conglomerado de islas, sino que simplemente quiere decir Estrecho de mar entre dos islas: tai-wan. La medida no es incoherente con la nominacion del nuevo Secretario de Seguridad James Mattis, un general de 5 estrellas especializado en contra insurgencia.
Las relaciones con China continental tienen al menos tres focos de desvinculacion: el Tibet, Hong Kong, negociada por Margaret Thatcher con Beijing a condicion de mantener los bancos ingleses, y por ultimo Taiwan que es heredero directo de la particion sancionada por Richard Nixon y su Secretario de Estado, Henry Kissinger, mediante una partida de ping pong.
Hoy la isla esta ferreamente protegida y seria un estribo de aproximacion para jaquear a China continental, que solo cuenta con 80 bombas nucleares para evitar el desarrollo de un ejercito de mas de 20 millones hombres.
La jugada de Donald Trump es bastante clara. Todos apuntaban a Rusia pero ahora se ve que el dumping comercial que realmente le preocupa es China continental. Tendremos dias activos a partir de enero.


CAYO EL AVIÓN DEL MERCOSUR DEL FÚTBOL.

http://www.mundodeportivo.com/r/GODO/MD/p3/Futbol/Imagenes/2016/11/30/Recortada/Brazil_Colombia_Air_Crash-0bddb_20161130010551-kW7--980x554@MundoDeportivo-Web.jpg


TRIUNFO DE LA DERECHA EN FRANCIA. Por Edgardo Arrivillaga.

Siguiendo la tendencia mundial inaugurada por Donald Trump en los Estados Unidos, también Francia, con el candidato François Fillon, gira a la derecha. Los observadores ya habian advertido que un programa liberal en lo economico pero catolico en lo politico tenia grandes posibilidades de exito frente a la candidatura de Alain Juppe, pero no frente a la fuerza de Marine Le Pen que podria convertirse en la segunda opcion nacionalista dentro del hexagono.
Algo de esto se habia vislumbrado con la presencia de Alain Delon y la patrulla de exponentes de la derecha que abandonaban a Juppe en beneficio de Fillon, al cual se le reprochan vinculos con Moscu. El hombre fue bastante contundente: -tambien a De Gaulle lo acusaron de ser protocomunista cuando firmo acuerdos con la URSS-. Efectivamente, durante el primer y breve gobierno de De Gaulle, antes de las barricadas de 1968 financiadas por la Banca Rothschild, De Gaulle fue acusado por los americanos, hay abundante documentacion secreta al respecto, de ser protocomunista. De Gaulle, que fundo la V Republica Francesa luego de una larga travesia en el desierto, desautorizo a los americanos a los que veia siempre con una inquina particular.
La reciente muerte del jesuita Fidel Catro Ruz coloca a Donald Trump al frente de sus responsabilidades. De lo contrario, muchos paises de America latina o al menos sus gobiernos desataran una implacable caza a los intereses americanos. Trump tiene la posibilidad de convertirse en un estadista, todavia no lo es, o empantanarse en una guerra de monedas que lo llevara a elevar las tasas de interes del dolar funcionando como una aspiradora sobre los dolares que estan esparcidos por el mundo. Y, desde luego, la Alianza Transpacifico quedo definitivamente atras.
¿Escucha yanqui otra vez? Si; Ray Mills estaria perfectamente satisfecho. La circularidad de la historia se repite una vez mas.


COPA DAVIS. Por Mirta Garbarino.

Argentina campeón. El triunfo del esfuerzo y la humildad.



Habana, fin del juego.

Habana


MACRI Y LA HORA DE LOS BOMBOS. Por Edgardo Arrivillaga.

Los tiempos políticos no siempre coinciden con los tiempos calendarios. En un solo año el ingeniero Macri ha agotado su tiempo político debido a su absoluta incapacidad de mando y a una tendencia que le permite jugar a la desaprensión con el destino de los argentinos como la opción del mal menor. Lamentablemente el mal menor se ha convertido en un despeñaderal de catástrofes administrativas, funcionarios que compiten entre sí para evitar el emergente de un Martínez de Hoz o un Domingo Cavallo, sin tener en cuenta que la situación internacional, que es lo que adquiere relieve en el mundo actual, no permitiría esa clase de emergentes.
Para colmo de males, el triunfo de Donald Trump, que no dará ningún Premio Nobel de la Paz a la política argentina, jugaron a la persona equivocada, tomará dos medidas bastante razonables. Revaluar el dólar para aspirar los dólares que se encuentran desperdigados en el mundo y apuntar a una nueva Revolución Industrial: la de las máquinas. Trump no está solo y al ofrecer la embajada de Washington a Nigel Farage está marcando lo que muchos analistas habíamos observado. El Brexit y Putin anticipaban a Trump que con sus orígenes alemanes y escoceses quiere sacarse de encima a la resaca del narcotráfico y las guitarras oxidadas.
Volviendo a la Argentina, todas las áreas de gobierno están marcadas por la leprosidad de la máscara de la muerte roja. Hasta la señora Malcorra quedó pegada a la catástrofe junto con el aventurero embajador Martín Lousteau, que en su momento supo darse un paseíto por el frente de guerra de Afganistán en compañía de las tropas americanas.
El oponente mayor del ingeniero Macri es Sergio Massa, que combina juventud, experiencia política familiar y algunos asesores de valía, como Roberto Lavagna, y otros de un cinismo irreprochable, y nos referimos concretamente a Mario Amadeo. Se suma a todo esto el Club de las Amantes de Lesbos, la estereotipada Lilita Carrió y la periodista Laura di Marco. La persona más sensata que tiene Lilita es esa señora con voz de almohada susurrante, Mariana Zuvic, pero que para Lilita corre el riesgo de convertirse en la serpiente dormida. Andando el tiempo podemos hipotizar que se la engullirá de un solo bocado. Hannah Arendt no podrá salvarla y los 28 libros que Lilita escribió tienen una peculiaridad: el lenguaje jurídico no los convertirá jamás en best-sellers.
El ingeniero Macri lleva su barco ora a babor, ora a estribor con una displicencia que no se hasta cuando el pueblo argentino soportara. Como todos sabemos, el Pro es un artilugio conducido por un señor ecuatoriano, de pelo embetunado, que hasta tiene un nombre curioso, Duran Barba. No se trata del pirata Barba Negra, aunque fuentes confiables nos informan que el señor Barba hace sus informes secretos por triplicado. Uno de ellos va a Macri, el otro a Rafael Correa y el tercero a Cristina Kirchner. Visto desde esta perspectiva, el Gobierno se encuentra contra las cuerdas y con los sistemas de inteligencia minados y desarticulados –un joven se deslizo en un Regimiento de Caballeria para llevarse como recuerdo un tanque y hubo que llamar a la Policia- la situación es bastante patética.
Pero retomando el inicio de esta nota, los tiempos políticos se están consumiendo en el país. Si se logra zafar las Navidades sangrientas, que nos prometen esos ilustres argentinos que son D’Elia y Esteche, queda de todos modos un verano largo y peligroso. No parece haber antibióticos para la peste roja.
La ciudadanía no esta demasiado interesada en la reforma política ni en otros curros que pueda pergeñar el señor Rodriguez Larrata. El país tiene otras necesidades, otras inmediateces y el desborde en las calles preanuncia el ominoso tamboreo de la hora de los bombos.



LAS UVAS DE LA IRA.

Resultado de imagen para fotos de sergio massa


LOS PARIENTES TERRIBLES. Por Edgardo Arrivillaga.

Al igual que durante el kirchnerismo, los hombres de Macri convocaron a algunos parientes.
Lo que había sido un caballo de batalla en la crítica de la gestión kirchnerista parece haberse convertido en un modelo a imitar. “No pongo a mi sobrina de 26 años para que gane un sueldo de $80.000”, había dicho Mauricio Macri, sobre el final de la campaña electoral, en referencia al nombramiento de la hija de Agustín Rossi en el Banco Nación.
Sin embargo, el comportamiento de muchos funcionarios y dirigentes de Cambiemos no parece distar mucho de lo denunciado por el Presidente.
Los ejemplos abundan: el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, logró colocar a su tío, Mario Frigerio, como interventor de AFTIC. El cargo duró poco: días después, el ente era fusionado con el AFSCA -que Martín Sabbatella se negaba a abandonar-. Nacía así el Ente Nacional de Comunicaciones (ENACOM), presidido por Miguel de Godoy. Además, Frigerio, aseguró que fue "el último en enterarse" que su esposa Victoria Costoya había aceptado el cargo de Coordinadora de Articulación de Asuntos Internacionales del Ministerio de Desarrollo Social.
Carla Piccolomini, la esposa del ministro de Modernización, Andrés Ibarra, es la flamente directora de Relaciones Institucionales de Radio y Televisión Argentina (RTA), y depende directamente de Hernán Lombardi. En este caso, fuentes del ministerio destacaron su larga trayectoria y aseguraron que se la había nombrado por su calidad profesional.
Hace un mes se publicó que Carolina Azzi, la novia del ministro de Cultura, Pablo Avelluto, se desempeñaba como coordinadora de prensa en el Ministerio. Avelluto salió rápidamente a desmentirlo: dijo que Azzi sólo los había asesorado de manera ad-honorem y que ya no cumplía tareas. Semanas más tarde, otra “mujer de” aparecía en la cartera de Cultura. Esta vez se trataba de Josefina Rouillet: esposa del presidente del Banco Central, Federico Sturzenegger, quien fue designada gerenta general del Fondo de las Artes.
Otro caso que contó con gran resonancia mediática tuvo en el centro a la vicepresidenta Gabriela Michetti: en medio de una ola de despidos en el Senado, su prima, María Alejandra Illia, ascendió dos categorías consecutivas y accedió a un salario de $45.000 por mes. Todo ello, a pesar de estar nombrada en planta transitoria.
También los ministros Ricardo Buryaile, de Agroindustria, y Gustavo Santos, de Turismo, nombraron a familiares cercanos en las áreas que comandan. El primero designó a su primo Amadeo Nicora al frente del INTA, mientras que el segundo puso a su hijo, Matías Santos Crocsel, como jefe de asesores de gabinete.
Incluso el primo hermano del presidente, el intendente de Vicente López Jorge Macri, obtuvo un nuevo cargo tras la victoria de cambiemos. A su puesto gubernamental sumará otro, gerencial: es el nuevo presidente del grupo BAPRO.
Patricia Bullrich también está en la lista debido a que su hijo, Francisco Langieri Bullrich, ocupa desde el 1 de mayo de este año un puesto en la Secretaría "País Digital" del Ministerio de Modernización de la Nación. La funcionaria argumentó que "lo llamaron por su especialización".
Un argumento similar utilizó el ministro de Comunicaciones Oscar Aguad para justificar la designación de su yerno Rodrigo de Loredo al frente de ARSAT: "Si uno nombra a un pariente porque es pariente, o a un amigo porque es amigo, está pésimo. Mi yerno Rodrigo es una excepción. Tiene una trayectoria impresionante. Dejó su banca para ocupar ese lugar", fue su explicación.
Otros parientes que ocupan cargos públicos:
Ministerio de Producción: Andrés Peña y Félix Peña, hermano y padre del Jefe de Gabinete.
Ministerio de Hacienda: Juan Antonio de Prat Gay, primo de Alfonso Prat-Gay.
Ministerio de Salud: Cecilia Loccisano, esposa del ministro de Trabajo Jorge Triaca
Embajada en Estados Unidos: Guillermo Laje, primo del embajador Martín Lousteau.
Senado: Enrique Pinedo, el hermano del presidente provisional de la Cámara Alta, Federico Pinedo. Carolina Pichetto, hija del senador Miguel Ángel Pichetto.
Diputados: Hugo Antonio Moyano, uno de los hijos del exsecretario general de la CGT Hugo Moyano, es asesor del Frente Renovador, bloque al que pertenece Facundo Moyano, su hermano.



CERO EN CONDUCTA. Por Edgardo Arrivillaga.

La señora Elisa Carrió debería entender que los antidepresivos hacen efecto en el largo plazo. Eso le impediría cometer dislates.
El general Milani no puede pretender recrear las condiciones del partido católico-militar y sus alianzas en 1944. Hay 2.000 rehenes que se lo impiden.
La Cancillería, por más que tenga simpatía por los Clinton, debe comprender que la neutralidad en los asuntos internos de otro país es condición sine qua non.
La señora Patricia Bullrich debe revisar las generosos ofertas que se le hicieron a Siria sin calibrar adecuadamente la progresión del conflicto y, una vez, más el crecimiento turco.


CERO EN CONDUCTA. Por Edgardo Arrivillaga.

La señora Elisa Carrió debería entender que los antidepresivos hacen efecto en el largo plazo. Eso le impediría cometer dislates.
El general Milani no puede pretender recrear las condiciones del partido católico-militar y sus alianzas en 1944. Hay 2.000 rehenes que se lo impiden.
La Cancillería, por más que tenga simpatía por los Clinton, debe comprender que la neutralidad en los asuntos internos de otro país es condición sine qua non.
La señora Patricia Bullrich debe revisar las generosos ofertas que se le hicieron a Siria sin calibrar adecuadamente la progresión del conflicto y, una vez, más el crecimiento turco.


TRUMP. Por Edgardo Arrivillaga.

Triunfo del peronismo de Donald Trump en los Estados Unidos.


LOS VERDADEROS DESAPARECIDOS. Por Edgardo Arrivillaga

Tal como vengo anunciando desde años, los desaparecidos en la Argentina no superaron las 6.600 personas. Esta información me fue entregada personalmente por el padre Vakis para ser llevada en mano a Buenos Aires. Así lo hice.

El problema de la guerra contrarrevolucionaria en la Argentina se debió a la pusilanimidad del general prosovietico Jorge Rafael Videla. Esta falta de hombría y de pensamiento estratégico nos hizo perder todo el Canal de Beagle, traicionar a nuestros aliados bolivianos y posteriormente no querer ganar la Guerra de las Malvinas, como sí querían los comandos de Aldo Rico y el Batallón de Infantería de Marina dirigido por Carlos Busser.

Me alegra que finalmente la verdad salga en claro.



TRUMP-CLINTON: EL CAMINO QUEDÓ ATRÁS. Por Edgardo Arrivillaga.

Al margen del resultado de la contienda entre Trump y Clinton, lo cierto es que la sociedad norteamericana quedará profundamente fracturada. Estamos muy lejos de los debates de ideas entre Kennedy y Nixon y de la arquitectura de la gran sociedad que terminó por forjar Lyndon Johnson.

Hoy hay varios tipos de norteamerricanos. Los rednecks, que defienden sus interesses industriales; las minorías étnicas, que se enfrentan con la policía, y un tercer factor que es parte de esas minorías que no tienen el menor interés en abrir la puerta a más inmigrantes ilegales o no, pero que ya están cómodamente instalados en el establishment americano. Será muy difícil resolver esta última contradicción y cristalizar todos los elementos en juego.

El problema no es estratégico ni militar, sino simplemente el premio para los que han llegado. Para el resto, el camino quedó atrás.



MILANI: GRANDEZA Y SERVIDUMBRE DE LA VIDA MILITAR. Por Edgardo Arrivillaga.

Las últimas declaraciones del general Cesar Milani al salir de Comodoro Py, que contradicen su frío signo de Escorpio, lo definen como un general carrierista, alguien que está más preocupado por sus ascensos independientemente del gobierno que lo sustente, que un hombre que se identifica claramente desde su nacimiento con el general Manuel Belgrano.
Milani ha tenido la habilidad de zafar de las múltiples acusaciones que se le han hecho como consecuencia de la desaparición de su asistente personal, el soldado Agapito Ledo, y ha proseguido de forma inmutable su carrera de carrierista, que no es carroña, aunque se le parezca, insertándose en una extraña actividad con el ex secretario Guillermo Moreno para crear una panchería. Casi un símbolo de lo que es este peronismo cloroformizado.
Milani proviene de esa burguesía de provincias que apoyó a Sobremonte cuando éste huyó con los tesoros nacionales desguareciendo a la Revolución de Mayo y por ende a la Campaña Libertadora de San Martín. Las promociones de Milani, cordobés como Lonardi, revelan a un hombre dividido entre su vocación de gran trepador y la rígida fraternidad militar. Ocurre que para ser Comandante en Jefe del Ejército es necesario pertenecer a una de las dos logias, la de Caballería o la de Infantería porque la formación de sus oficiales contempla algo básico para el desarrollo de una estrategia, que es simplemente el despliegue. Probablemente el cadete Milani, que egresó en la primera mitad de su promoción, haya tenido en cuenta estos elementos. Nacido en noviembre, su carácter escorpiano lo llevaba a incursionar en acciones de contrainteligencia, pero la rígida estructura militar lo sepultaba en el arma de Ingenieros.
Milani al abandonar Comodoro Py tuvo un exabrupto contra los medios, contra el general Jorge Rafael Videla y se victimizó deliberadamente. Milani es el único hombre que como Massera ofrecía un physique du rol descontracturado y potable para las señoras otoñales. Milani como Verbitsky y el ex embajador Francisco Julián Licastro ejerció funciones de inteligencia en el Perú. Fue condecorado por ello y sucesivamente recibió una andanada de ataques del SERPAJ, de las Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora y de cuanto intelectual ande a la pesca de un militar para batirlo a arcabuzazos.
Pero ese no es el problema mayor de Milani. Hay 2.000 detenidos que esperan turno y recuerdan perfectamente las grandezas y servidumbres de este curioso militar. Y ellos sí que no lo perdonarán. Milani, hombre de inteligencia, debería haberlo tenido en cuenta antes de entrar en conflicto con la SIDE, con la calle Estados Unidos y con el edificio de la calle Billinghurst.
Milani no dejó un Ejército estructurado sino que dejó un Ejército gestapista al servicio del poder de turno. Dudo que esta vez pueda zafar.

CÉSAR SANTOS GERARDO DEL CORAZÓN DE JESÚS MILANI
Años de servicio 1972 - 2015
Lealtad Bandera de Argentina; República Argentina
Servicio/rama Ejército Argentino
Unidad Cuerpo de Ingenieros
Mandos Titular del Ejército Argentino
Participó en Operativo Independencia (Disputado)
Acusaciones Participar en el secuestro y desaparición del soldado Alberto Ledo en 1976.
Nacimiento 30 de noviembre de 1954 (61 años)
Bandera de Argentina Cosquín, Córdoba, Argentina
César Santos Gerardo del Corazón de Jesús Milani (Cosquín, Córdoba, Argentina; 30 de noviembre de 1954) es un militar del Ejército Argentino, actualmente retirado con el grado de Teniente General. El 3 de julio de 2013 fue designado Jefe de Estado Mayor General del Ejército. Su ascenso fue muy cuestionado por organismos de derechos humanos por estar sospechado de delitos de lesa humanidad y de atentados contra el orden constitucional. Es la primera vez desde 1993 que se le otorga el ascenso a un militar sospechado de violaciones de los derechos humanos. Además está siendo investigado por supuesto enriquecimiento ilicito.
Carrera
Efectuó sus estudios primarios en su ciudad natal, y los secundarios en el Liceo Militar "General Paz", en la ciudad de Córdoba. Una vez terminada la secundaria ingresó al Colegio Militar de la Nación el 21 de febrero de 1972. El día 4 de diciembre de 1975 egresó de dicha academia con el puesto 63 de su promoción, con el grado de subteniente de ingenieros, especializándose en el área de inteligencia. Su primer destino, fue el Batallón de Ingenieros de Construcciones 141.
Oficial subalterno
Diversas fuentes sostienen que siendo un subteniente de veintidós años, fue destinado en comisión al Operativo Independencia durante el año 1976 en la provincia de Tucumán. Siendo Milani oficial subalterno, sirvió entre los años 1976 y 1978 en el Batallón de Ingenieros de Construcciones 141, con asiento en la provincia de La Rioja, para pasar posteriormente a la Compañía de Arsenales, donde prestó servicios hasta 1980.
Durante 1981 y 1982, cumplió funciones en la Compañía de Ingenieros Aerotransportada 4, en Córdoba. En el año 1983, según su legajo, cursó estudios en la Escuela de Inteligencia. Egresó en diciembre de ese año como Oficial de Inteligencia.
Durante el período 1984-1987, estuvo destinado al Batallón de Inteligencia 601, y en la Central de Reunión de Inteligencia Militar.
Realizó un curso en la Escuela Superior de Guerra para obtener el título de oficial de Estado Mayor durante los años 1988, 1989 y 1990.
Oficial jefe
Siendo Mayor, fue jefe de la División Educación de la Escuela de Ingenieros, entre 1991 y 1992.
Durante 1993 y 1995, estuvo al frente del Batallón de Ingenieros de Combate 11, situado en Comandante Luis Piedrabuena, provincia de Santa Cruz
De 1996 a 1998 sirvió en la Jefatura I – Personal del Estado Mayor General del Ejército. Los dos siguientes años, el Teniente Coronel César Milani fue destinado a la provincia de Neuquén, donde revistó como jefe del Batallón de Ingenieros de Combate de Montaña 6. En 2001 se desempeñó nuevamente en la Jefatura I – Personal del Estado Mayor General del Ejército.
Oficial superior
En diciembre de 2001 fue promovido a Coronel. De 2002 a 2005, el entonces Coronel Milani hizo el Curso de Mandos Superiores en la Escuela Superior de Guerra y con posterioridad también realizó el Curso Superior de las Fuerzas Armadas en el Estado Mayor Conjunto. Fue destinado al Gabinete de Idiomas del Estado Mayor General del Ejército y luego sirvió al frente del Departamento Organizaciones Militares de Paz de la Jefatura III – Operaciones. Fue destinado al Perúen calidad de agregado militar entre los años 2005 y 2006. En agosto de ese año fue puesto al frente de la subdirección de la Escuela Superior de Guerra.
En 2007, siendo Milani un Coronel, fue puesto al frente de la Subdirección de Inteligencia del Estado Mayor del Ejército y el 31 de diciembre de 2007 de ese mismo año fue promovido a General de Brigada. A César Milani se lo nombró director general de Inteligencia el 30 de enero de 2008. El 31 de diciembre de 2010 ascendió al grado de General de División. El 4 de enero de 2011 fue designado subjefe del Ejército Argentino y ya por entonces hubo cierta polémica al tratar su ascenso, con denuncias del Partido Obrero respecto a su pasado como militar.
Polémicas por ascensos
En el año 2010 fue centro de un polémico debate durante la discusión de su ascenso al grado de general de división, durante el cual se lo acusó de haber formado parte del grupo de Carapintadas que en la semana santa de 1987 inició una sublevación.
En ese entonces, el Centro de Estudios Legales y Sociales señaló que tras revisar una nómina de militares que participaron en los alzamientos, elaborada por la Corte Suprema de Justicia de la Nación, que aparentemente Milani no intervino en dichas asonadas. Mientras que el Ministerio de Defensa afirmó que hay imágenes televisas en las que aparentemente Milani se estaría enfrentando a los militares insurrectos.
Desde algunos medios de prensa y algunos políticos sostienen que en el legajo de César Milani consta que luego de que se sofocó dicha asonada militar, éste recibió una sanción de ocho días de arresto por no cumplir órdenes de un superior, hecho que fue interpretado como adhesión pasiva a dicha sublevación. Finalmente fue promovido a General de División.
Titular del Ejército Argentino
El 3 de julio de 2013 fue designado Jefe de Estado Mayor del Ejército reemplazando al Teniente General (R) Luis Pozzi en el marco de una renovación de las cúpulas de las Fuerzas Armadas que significó también el relevo del titular de la Armada, Almirante (R) Daniel Martín por el del Contralmirante Gastón Erice y del titular de la Fuerza Aérea, Brigadier General (R) Normando Costantino por el Brigadier Mayor Mario Callejo.
Polémica por denuncias
El 14 de julio de 2013, en el programa periodístico Periodismo para todos, emitido por el Canal 13, se presentó el testimonio de Ramón Olivera, quien había sido preso político en la provincia de La Rioja durante el Proceso de Reorganización Nacional. En dicho testimonio, Olivera señaló que en el año 1976, Milani lideró un operativo en el cual apresaron a su padre. También, el ex detenido afirma que el militar participó en un interrogatorio con un juez donde fue amenazado, sometido a tormentos, se le prohibió mirar al rostro de quienes estaban a su alrededor y fue obligado a firmar un documento sin que pudiera leer su contenido.
Además, indicó que César Milani estuvo involucrado en la desaparición del soldado conscripto Alberto Agapito Ledo, un estudiante de Historia de 21 años, apodado «Flaco»: El 20 de mayo de 1976 el soldado Ledo había sido trasladado, junto a otros soldados, a la ciudad de Monteros, en Tucumán, a una Unidad de Operaciones Antiterroristas. El 17 de junio de 1976, luego de haber sido requerido por un superior para realizar unos operativos, Ledo desapareció; al día siguiente se ordenó retirar todas sus pertenencias de la unidad. Ante la desaparición de su hijo, Marcela Ledo —quien sería luego una de las históricas Madres de Plaza de Mayo de La Rioja— había pedido informaciones al Ejército en el año 1976 y fue informada verbalmente que su hijo había desertado.
Según el diputado de la Unión Cívica Radical de La Rioja, Julio Martínez: “Otros conscriptos riojanos, que compartieron el Servicio Militar con Ledo, manifiestan que el soldado desaparecido se desempeñaba como “asistente personal”, “secretario” y “custodio” de Milani. El testimonio de quienes compartieron el servicio militar con Ledo resulta una fuente “indubitable”. Ellos aseveran la cercanía de “El Flaco” Ledo con Milani, lo cual demuestra que, cuanto menos, el actual Jefe del Ejército debería haber intentado proteger a su “secretario” personal”.
El 15 de julio de 2013, fuentes del Ejército afirmaron que César Milani nunca realizó una detención en la provincia de La Rioja y que nunca estuvo presente en un centro clandestino de detención. También desvincularon a Milani del episodio de la desaparición del soldado Ledo.
Una nota del diario Página 12 señala que Marcela Ledo nunca había mencionado a Milani en la denuncia por la desaparición de su hijo, sino que había acusado a otro militar, el capitán Alberto Sanguinetti. Por otra parte, desde el Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS) se dijo que en sus archivos no se encontró «ninguna prueba o referencia» sobre la participación de Milani en el Operativo Independencia y el fiscal de Tucumán, Pablo Camuña, dictaminó que «tras prolija y exhaustiva búsqueda efectuada en todas las denuncias obrantes en esta Unidad Fiscal, no arroja resultados ni respecto de Milani ni respecto de la presencia de su unidad militar en el terreno y en hechos delictivos».
En el acta del testimonio brindado el 21 de agosto de 1984 por Ramón Alfredo Olivera ante la Comisión de Derechos Humanos de la provincia de La Rioja, Olivera había denunciado la participación de Milani en la detención de su padre, torturado en el Batallón de Ingenieros. También lo acuso de haberlo hostilizado cuando intentaba, el mismo Olivera, denunciar que había sido torturado. La firma de Milani apareció en el acta de deserción de Ledo, hecho del cual Milani sostenía que carecía de conocimiento. Por todo esto, el CELS luego se retractó e impugnó su designación "por la denuncia del ex preso político Ramón Olivera por apremios ilegales y por la denuncia de haber participado en la desaparición del conscripto Ledo". El SERPAJ se opuso porque fue acusado de ser parte del Operativo Independencia iniciado en 1975, del Batallón 601 de Inteligencia del Ejército, y de haber actuado a favor de los carapintadas durante su alzamiento contra la democracia. La Comisión Provincial de la Memoria, presidida por Adolfo Pérez Esquivel sostuvo que la “evidencia acumulada es suficiente para considerar que Milani no puede ser parte de la conducción de las FF.AA”. También se opusieron las Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora y Madres de Plaza de Mayo de La Rioja. El 17 de julio de 2013, el general Milani se presentó ante un Juzgado Federal de La Rioja y se puso «a total disposición» del juez Daniel Herrera Piedrabuena, «negando absolutamente los presuntos hechos que se le atribuyen a través de algunos medios de comunicación».Un día más tarde, la Procuración General de la Nación giró al Senado, donde se analizan los pliegos de los ascensos de los militares en Argentina, un documento en el que expresa que César Milani «no se encuentra procesado en causas por violaciones a los Derechos Humanos ocurridas durante el terrorismo de Estado, ni tampoco reviste carácter de imputado, ni se ha solicitado su indagatoria».
En medio de esta polémica situación, el general César Milani dijo que existe una «campaña mediática de desprestigio» en su contra. Según sus dichos, «cada uno de los hechos que estos difamadores profesionales han hecho trascender en los medios son falsos» y que «algunos medios de comunicación en forma malintencionada y montando una campaña de desprestigio y difamatoria con el objetivo de perjudicar mi trayectoria militar y mi buen nombre y honor, y por consiguiente la imagen del Ejército». Al mismo tiempo, el hijo del fallecido General de División Antonio Bussi , comandante del Operativo Independencia, Ricardo Bussi, señaló que «Respecto a Milani sólo puedo decir que para mi padre era uno de sus subordinados más comprometido. Lamento entonces que un soldado que supo defender al país con honor, ahora se vea envuelto en escándalos por enriquecimiento ilícito y a la vez pretenda conducir a las FFAA. (o lo que queda de ellas) en el marco de la "chavización" de las mismas». Días después, respecto a los dichos de Ricardo Bussi, el General de División Milani dijo «el hijo de Bussi dice que su padre me valoraba. No lo vi jamás a Bussi en Tucumán, lo vi dos veces en una formación, de lejos en Córdoba. Maltrataba a los coroneles, así que fíjese si le iba a dar bolilla a un subteniente de 21 años».
El viernes 19 de julio de 2013, las denuncias contra el General de División César Milani por la detención ilegal del ex preso político Ramón Olivera ingresaron formalmente en la justicia de La Rioja, luego de que el denunciante ratificara la denuncia que formuló a la Comisión de Derechos Humanos de la provincia, incluida en el informe conocido como el Nunca Más riojano en el año 1984.
El lunes 22 de julio de 2013, desde el Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS), manifestaron su rechazo al pliego de ascenso al grado de Teniente General propuesto para Milani por su presunta participación en delitos del Proceso de Reorganización Nacional. Tras lo cual, el gobierno nacional determinó posponer el debate de los pliegos de los jefes militares para diciembre, mes en el cual se determinan las promociones y pases a retiros en las Fuerzas Armadas.
Con respecto al caso de la desaparición del conscripto Alberto Ledo, en el marco del Operativo Independencia, Milani reconoció que, siendo subteniente, fue él quien firmó, «por azar», la falsa acta de "deserción" del soldado Ledo tras su desaparición. Sus palabras exactas fueron: «Cuando un soldado no se presentaba en cinco noches y cinco días, se hacían las actuaciones por deserción. En Tucumán se informó en aquel momento que Ledo había desertado. Es obvio que no fue así. Éramos cuatro subtenientes y nos tocaban los expedientes por azar para la firma».
En una nota del diario Pagina 12, Horacio Verbitsky sostiene que según el Código de Justicia Militar el firmante debía esclarecer el hecho de la supuesta deserción de Ledo y que Esteban Sanguinetti había declarado que había encargado a Milani la investigación profunda del caso. Verbitsky dice que era imposible que Milani desconociera la existencia de un Centro Clandestino de Detención en el Batallón 141 de Ingenieros, como declaro, porque allí era adonde el trasladaba a los detenidos y porque no solo se torturaba sino que a ese sitio también iban a preguntar los familiares por los secuestrados y todos estaban al tanto de eso. Verbistky resalta las contradicciones en el discurso de Milani sobre los hechos que dijo desconocer.
En cambio, Juan José Salinas sostiene que se trata de «un compendio de mala fe de los medios hegemónicos» ya que «la responsabilidad primaria de la desaparición de Ledo jamás puede recaer en un subteniente» y «no parece pertinente acusarlo de haber cometido imprescriptibles delitos de lesa humanidad por cumplir órdenes que implicaran informar a sus superiores, detener a personas o trasladar presos de un lado para otro» ya que «no parece que haya un solo oficial del Ejército de la edad de Milani que haya podido sustraerse de ese clima de época y es muy poco factible que alguno haya podido eludir participar de un modo u otro de las operaciones "antisubversivas" ordenadas por sus mandos».
Milani, quien sostenia que desconocia lo que estaba sucediendo con los detenidos, fue apoyado por Hebe de Bonafini, de Madres de Plaza de y criticado por Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora y por las Madres de Plaza de Mayo de La Rioja.
El 20 de noviembre, durante el segundo juicio de la ESMA, María Inés García fue fuertemente aplaudida cuando luego de su declaración dijo que le duele que este gobierno tenga un discurso de derechos humanos mientras mantiene en las filas del ejército a muchos represores como Milani.
El Teniente General César Milani, quien trabajó siempre para el estado, vive en una casa de 1.150 metros cuadrados (valuada en $2.600.000 en el mercado) en la zona más cara de Buenos Aires, San Isidro y tiene un auto de alta gama, un Alfa Romeo, fue denunciado por los diputados Elisa Carrio y Fernando Solanas por enriquecimiento ilícito. Milani declaró una fortuna de $1.494.610, que creció en 2011 a $1.785.889, pese a que su salario del Estado pasó de $14 mil en 2010 a $15 mil en 2011. El militar había sido intimado por la Oficina de Anticorrupcion pero no hubo resultados concretos. Los diputados Graciela Ocaña y Manuel Garrido lo denunciaron por presuntas irregularidades por compra de alimentos para la fuerza en el Mercado Central. Milani los demandó por calumnias e injurias. La Cámara de Senadores de la Nación lo convalida
El 19 de diciembre de 2013 hubo un duro debate en el Senado de la Nación. La diputada Norma Morandini expresó:
No se puede ser ex represor. Mientras haya una madre de un soldado Ledo, mientras haya un hermano y los que sean, los que continúen en esa familia y marquen y señalen a César Milani como represor, seguirá siendo represor.
Acá estamos midiendo la idoneidad, y no puede tener idoneidad moral aquel que está sospechado. ¿Qué la justicia es lenta? Miren si no es lenta, con el ejemplo que les termino de dar, que treinta y siete años después recién podemos reconstruir la verdad.
Claro que no somos un tribunal; este es un poder político y por eso va a dar acuerdo. Y lo que mide no es la responsabilidad penal, lo que consideramos es la idoneidad para alguien que va a cumplir semejante función como es la que se propone para César Milani. De modo que no juzgamos delitos penales; acá juzgamos la idoneidad, los valores de la persona postulada, y por eso se abre a las impugnaciones. Entonces, cuando venimos a hablar de las impugnaciones que hace el CELS, a quien se le ha pedido su opinión a lo largo de todo este tiempo democrático, por la autoridad que tiene –he reivindicado acá que somos nosotros quienes debemos mediar–, llama la atención que esta vez pareciera ser que hay dos pesas, dos medidas. En algunos momentos, el CELS tiene autoridad y utilizamos sus impugnaciones para medir la idoneidad de aquellos a quienes este Senado, como cuerpo político, va a dar acuerdo político.
Es grave lo que hizo Milani en el pasado, es tan grave que en la democracia él no manifiesta lealtad, palabra que suena tanto en este recinto. La lealtad no es a las personas; la lealtad es a la Constitución, la lealtad es a los valores. La pertenencia política por supuesto que da pertenencia, pero no puede ser invocada como razón política civil para convalidar lo que era la obediencia debida en el tiempo de la dictadura.
Gracias a los votos del Frente para la Victoria y sus aliados, Josefina Meabe (Liberal-Corrientes), José Roldán (UCR-Corrientes), Roxana Latorre (PJ-Santa Fe) y María Higonet (PJ-La Pampa), con 39 votos a favor y 30 en contra, César Milani fue ascendido a teniente general. Cristina Fernández de Kirchner le entregó su diploma de ascenso mientras que la oposición lo calificó de "genocida". Segun Nora Cortiñas, "lo de ayer fue un retroceso. Un irrespeto total a la lucha de más de 30 años que llevamos los organismos de derechos humanos. Esta designación significa la vuelta a la Obediencia Debida". Horacio González y Adolfo Pérez Esquivel también manifestaron su disconformidad con el nombramiento. El Premio Nobel de la Paz consideró que "es un retroceso en materia de derechos humanos". En cambio Hebe de Bonafini respaldó el ascenso al nuevo jefe del Ejército. Es la primera vez desde 1993 que se le otorga el ascenso a un militar sospechado de violaciones de los derechos humanos o delitos contra el orden constitucional. Horacio Verbitskyconsideró el ascenso un grave error político y mostró, en un artículo publicado en Pagina 12, los motivos por los que no se le puede otorgar a Milani la presunción de inocencia. Agustin Rossi, ministro de Defensa, dijo que la designación de Milani era «la más lógica, la más razonable» y rechazo las denuncias sobre supuesto espionaje interno, prohibido por la Constitución, que estaría realizando Milani.
En abril de 2014 fue denunciado por supuesto incumplimiento de los deberes de funcionario público, abuso de autoridad y malversación de caudales públicos como Jefe de Estado Mayor del Ejército por las tareas sociales que el Ejército Argentino realiza, junto a la ONG Madres de Plaza de Mayo y la organización oficialista La Campora en villas miserias, ya que aparentemente estaría infringiendo una violación a la ley que prohíbe a las Fuerzas Armadas de Argentina que lleven a cabo cualquier tipo de actividades políticas.
En diciembre de 2014, un fiscal federal de San Miguel de Tucumán, Carlos Brito, al considerar que había reunido las pruebas suficientes, solicitó al juez federal Daniel Bejas, que llame a Milani a indagatoria para que declare como imputado por la desaparición de Ledo.
Mientras que Hebe de Bonafini y Estela Carlotto expresaron su apoyo al militar, la Asociación de ex Detenidos-Desaparecidos y la ONG Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora solicitaron al gobierno la remoción del cargo de titular del Ejército Argentino y la expulsión del Ejército por sus acusaciones de delitos durante la dictadura. Mientras que el ex detenido desaparecido Carlos Lordkipanidse exigió su renuncia, Nora Cortiñas presentó un habeas corpus por la desaparición de su hijo Gustavo, en el Juzgado de Instrucción 23 del juez Roberto Oscar Ponce, pidiendo que se investigue por este hecho al Teniente General César Milani.
El Partido Comunista, la Asociación de Maestros y Profesores de La Rioja y Madres de Plaza de Mayo Filial La Rioja consideraron que hay pruebas suficientes que lo involucran en la represión ilegal como para que se le dicte la prisión preventiva.
El informe sobre derechos humanos de Human Rights Watch hizo mención, en 2015, al hecho de que fuera designado a pesar de estar siendo investigado por la desaparición del conscripto.
El 23 de junio de 2015, el Teniente General César Milani, pidió formalmente su pase a retiro por "razones estrictamente personales", según lo informado oficialmente. El cargo que ocupaba Milani quedó en manos del General de División Ricardo Luis Cundom , quien fue designado por decreto presidencial.
Condecoraciones y distintivos
Durante su carrera ha recibido numerosas condecoraciones y distintivos:
“Oficial de Estado Mayor” Escuela Superior de Guerra (Argentina)
“Escuela de Defensa Nacional”
“Oficial de Inteligencia”
“Distintivo Paracaidista Militar”
“Cruz Peruana al Mérito Militar”
Medalla al Pacificador, otorgada por el Ministro de Ejército de la República Federativa del Brasil.
“Medalla al Mérito de Ingenieros”
“Distintivo Ejercicio de Comando”
“Servicio en Institutos Militares de Formación”
“Distintivo Julio Argentino Roca por años de servicio en el sur”
“Distintivo Tropa de Montaña”
“Distintivo años de Servicio”
“Esquiador Militar 3.ª Categoría”
Fuentes: Wikipedia y asesores militares.