EL SOSEGADO LLAMADO DE ATENCION DE MAXIMO KIRCHNER. Por Edgardo Arrivillaga.

Publicado en 11/08,2015

Normal 0 21 false false false ES-AR X-NONE X-NONE MicrosoftInternetExplorer4

Máximo Kirchner fue internado ayer en el Instituto del Diagnóstico en el barrio de la Recoleta por una afección hepática de una cierta entidad. No es la primera vez que este joven cargado por el peso de dos padres importantes desencadena crisis que ponen en peligro su vida.

Los suicidas son reincidentes, pero no creo que este sea el caso de Máximo Kirchner, fracasado dirigente juvenil de la agrupación La Cámpora, que se hizo famoso por un discurso pronunciado en la cancha de Atlanta, una frase que sonó como un latigazo, “sanseacabó”, y una multiplicidad de entuertos judiciales que la madre intenta con más o menos fortuna diluir.

De otra forma curiosa Máximo Kirchner es la Marilyn Monroe de la política actual argentina y también como ella se dice que trató de inmolarse con una sobredosis de droga. Este hombre joven, retorcido, con un aspecto físico que lo asemeja a las gárgolas de Notre Dame, no creo que esta vez haya intentado suicidarse, pero al menos dar un aldabonazo de atención a una campaña política carente de espesor ideológico.

Marilyn Monroe no lo hubiera hecho mejor.



Comentarios

Añadir Comentario