LA LECHE DE LA CLEMENCIA HA TERMINADO. Por Edgardo Arrivillaga.

Publicado en 12/15,2015

Normal 0 21 false false false ES-AR X-NONE X-NONE MicrosoftInternetExplorer4

Las primeras medidas de Macri son coherentes con un gobierno de reconstrucción nacional similar a la economía desarrollada por Erhard después de la derrota alemana en 1944. Las discusiones en torno a la designación de dos jueces, remontándose a un precedente tan lejano como Bartolomé Mitre, son absolutamente baladíes y básicamente hechas para lucimiento de un periodismo que ha estado amordazado durante 12 años, salvo las excepciones proto marxistas desarrolladas por la cadena de pensamiento estratégico del señor Spolsky.

Los latrocinios del último gobierno los deberemos pagar todos, y los responsables, como el señor Julio De Vido, un artífice esencial en estas operaciones, deben ser procesados y arrojados a la cárcel sin más vueltas.

De confirmarse la especie que una dotación de Gendarmería fue saboteada y asesinada por militantes e irregulares de la agrupación Tupac Amaru liderada por la indígena Milagro Sala, y ya sabemos que la inteligencia de la Gendarmeria está analizando el asunto, también esta achaparrada indígena debe ser simplemente confinada en la cárcel en espera de un largo juicio que podría prolongarse por tres o cuatro años.

Por su parte, la Unión Industrial deberá acostumbrarse a pagar impuestos ya que la Argentina no recibirá por el momento ningún Plan Marshall para sacarla mágicamente de la ciénaga que hemos heredado del kirchnerismo.

El Papa Bergoglio no tiene ninguna simpatía por el ingeniero Macri y esto resulta evidente pese a los esfuerzos de Santiago de Estrada para recomponer una relación que el mismo Bergoglio ha saboteado en una flagrante intromisión en los asuntos argentinos. Alguien debería explicarle a él y a sus amigos de Guardia de Hierro que Pontífice significa tender puentes y no dinamitarlos, pero dudo que este hombre parroquial, ya entrado en la senilidad, pueda entender estos matices.

Se sabe que los medios de prensa que vivían de las subvenciones como Página 12 serán fusionados junto con Caras y Caretas y otros medios que nadie lee y entregados al sindicato de porteros. No tengo claro que harán los porteros con ese presente griego salvo retroalimentar sus reclamos de aumentos salariales después de años de haber sido mantenidos por la clase media.

Las medidas del ingeniero Macri son pluripartidarias y esto se debe a que el Poder Ejecutivo carece del automatismo impuesto por el socialfascismo kirchnerista que acaba de recordarnos el señor Piccheto.

El país está expectante a la espera de una devaluación, y ésta debe ser drástica, profunda, para luego auto liberarse colocando al dólar, un único dólar, a una tasa cambiaria razonable.

Con respecto a las Fuerzas Armadas, inevitablemente tendrán que reformularse porque el país no puede estar inerme frente a guillotinas populares internas y eventuales conflictos que más allá de la buena voluntad serán inevitables.

Venezuela deberá ser expulsada del Mercosur hasta que no cumpla con los principios democráticos aceptados por el pacto de San José de Costa Rica. Esta también sería una decisión fuerte y clara, tanto para los gobiernos de la región como los Estados Unidos y la Unión Europea. El nombramiento del señor Ramón Puerta en Madrid es una buena señal, pese a que este hombre posee un piso en París, ya que el desplante hacia el rey de España y la comitiva de empresarios españoles que llegaron a Ezeiza fue una travesura del miserable buhonero Héctor Timerman con quien no he terminado de saldar las cuentas. Parafraseando a alguien, La Leche de la Clemencia ha terminado.



Comentarios

Añadir Comentario