ANIBAL FERNANDEZ COMO ALFREDO YABRAN. Por Edgardo Arrivillaga.

Publicado en 12/30,2015

Me parece interesante hacer algunas reflexiones antes de terminar el año. La primera de ellas se refiere a la absurda polémica simplemente mediática instalada entre la gobernadora María Eugenia Vidal y el ex Jefe de Gabinete Aníbal Fernández a la cual se ha sumado elípticamente el astuto hombre de la capa dorada Horacio Verbisky.
La señora Vidal no debe preocuparse en lo más mínimo acerca de lo que piensan estos hombres ya devaluados de la política y dedicarse sólo a gestionar. En los aspectos prácticos alguien facilitó la huida de los alegres muchachos de la efedrina y esa huida es absolutamente reversible si aparecen muertos y el perjudicado será Anibal Fernandez, el otrora hombre fuerte de la Policia de la provincia de Buenos Aires, y si por el contrario aparecen vivos la situación para él será peor. Aníbal Fernandez ha terminado por un largo tiempo en la política argentina, pese a sus gesticulaciones que son una mala imitación de Arturo Jauretche o de Vladimiro Corach para elegir dos figuras peronistas de distintas épocas. Pero el agravante para Fernandez es que ninguno de los anteriormente mencionados estaban marcados con la deletérea palabra de narcotráfico. Conozco el asunto y se que del narcotráfico a la compra de propiedades, a la construcción de shoppings y a la conformación de flotillas de automóviles de alta gama el trecho es muy corto. Anibal Fernandez, que es un poco el Armando Bo de la política argentina, no tiene retorno. Frente a el hay competidores mucho mas serios, como el propio Urtubey o el mismo Scioli, si los prometidos viajes a la cumbre de Davos le ordenan sus ideas, tienen mas futuro que Fernandez.
El caso de los escapados del penal de máxima seguridad es como un boomerang que recuerda la desaparición del testigo Lopez que tenia que declarar contra el capellán Von Vernick; es un caso también de operación de contragolpe. ¿Donde esta Lopez? ¿Quien lo mato? ¿Cómo murió? Pero realmente a años de esa desaparición en plena democracia la figura de Lopez no conmueve absolutamente a nadie y en realidad nadie sabe quien fue.
Fernandez, probablemente vinculado al trafico de la efedrina, básicamente es un antihistamínico que fabricado en cocinas sucias produce una fuerte estimulación del sistema parasimpático y es altamente peligroso, lleva consigo un sayo del que nunca se podrá desprender. Y esto es irreversible. No se trata ni de dialéctica ni de amables discusiones intelectuales desarrolladas por periodistas mas o menos reciclables. Lopez fue. Y Anibal Fernandez también.
El segundo aspecto es considerar la actitud drástica asumida por la señora Vidal, meritoria, y su secretario de Seguridad Cristian Ritondo. Las purgas en la fuerzas de seguridad, particularmente en las penitenciarias, se devoran lentamente en fetas, como el buen salame de Milan. De lo contrario se corre el riesgo de que toda la cúpula desplazada se convierta inexorablemente en complice de los fugados y tal vez asesinados hermanos Lanatta y sus allegados. Hay también posibilidades mas imaginativas. Una de ellas es profundizar la tercerización de las cárceles argentinas y su mejor distribución geográfica convirtiéndolas en centros de producción al servicio de la sociedad. Para esto no es necesario modificar ninguna ley sino ir suavemente mediante decretos tercerizando areas sensibles. Y esto rige también para las provincias donde hay mayor autonomía carcelaria del poder central.
Desde luego que las almas bellas estarán en desacuerdo por motivos tales como la modificación de los francos higienicos y de los estudios carcelarios, cosa que no interesa demasiado si tenemos en cuenta que la universidad de la cárcel y del sistema penitenciario en general la ha manejado en su mayor parte esa increíble ONG que gestionaba el señor Sergio Schoklender. Ademas, y es bueno que lo recuerden, también los criminales de alta peligrosidad han perdido las elecciones.
Cabe también analizar la presencia de la señora Bullrich, una periodista con una licenciatura en Ciencias de la Comunicación adquirida en la Universidad de Palermo, con una capacidad de trabajo innegable, lo demostró en el Congreso Nacional, pero no estoy tan seguro de que sea la persona mas adecuada para manejar el sistema de seguridad que implica la seguridad de toda la Nacion en su conjunto, mas alla de algunos reductos kirchneristas en la provincia de Buenos Aires. La Matanza es uno de ellos.
El segundo hombre importante en esta panoplia de seguridad es el señor Burzaco, que en su momento hizo algún cursillo y asistió a alguna conferencia en Estados Unidos. El señor Burzaco es un joven reflexivo que hace dos semanas esta analizando jurisprudencia comparada para yugular los efectos mas desagradables de la represión de las fuerzas de seguridad. Se pretende, por ejemplo, que los manifestantes actúen a cara descubierta, ni en la Franja de Gaza se llega a tanto, que no usen elementos punzantes ni piedras ni garrotes ni objetos contundentes, y que probablemente cada uno lleve su sillita al estilo laborista británico para despotricar contra las medidas antisociales que los plumíferos del kirchnerismo exaltaran con cierto entusiasmo.
Ha habido mucho Zaffaronismo en la Argentina, pero toda la doctrina de este juez que prudentemente se jubilo para ir a un organismo internacional se basa en que la personalidad delictiva es un momento en la vida de un individuo pero que no define su vida para siempre. Ese es el clásico pensamiento alemán, Zaffaroni es un estudioso de estos asuntos, pero poco tiene que ver con la incipiente conflictividad social argentina que se desarrollara con mayor o menor violencia en los próximos meses.
En síntesis, el sistema nacional de seguridad interior tiene la capacidad de entender y comprender pero no de ordenar y mucho menos ejecutar. Esta es una falencia que nos ha llevado a este autogol provocado por los amigos, enemigos y/o complices del señor Fernandez a quien hay que recordarle una vez mas que perdió las elecciones.
Curiosamente su destino podría ser el de Yabran, pero Yabran era árabe, las pautas culturales en esa zona del mundo son diferentes, y aparentemente se inmolo. El gobernador de la provincia de Buenos Aires que mejor manejo el problema de seguridad en esa provincia-pais fue Felipe Sola, pero sus votos no alcanzaron.
Otra ingenuidad argentina consiste en colocar una mujer al frente del sistema de seguridad como la cara amable de un sistema que per se no debe ser amable, sino simplemente eficiente. Piense en Yabran señor Fernandez, piense en Yabran, y deje de ventriculizar sus propias falencias, también con una mujer que simplemente lo derroto.
El ultimo problema que tenemos es el del periodismo. Toda una camada de jóvenes que se ha formado durante doce años consecutivos de social fascismo o simplemente nacional stalinismo tienden a ser comprensivos con la delincuencia, caritativos, no toman posiciones y hablan para si mismo con una sorprendente lengua de madera que no significa absolutamente nada. Pero ocurre que el kirchnerismo, la agencia TEA, Pagina 12 y el circuito de medios del rabino Spolsky les ha grabado en la cabeza un chip ideologico que costara años desestructurar. En eso no tengo la esperanzada visión del señor Lombardi. Pero estos jóvenes que comparan la represión a los obreros de la empresa Cresta Roja, que tenia básicamente un solo comprador, el ultimo samurái fascista que queda en Sudamerica, y me refiero al Estado que preside el señor Maduro, comparan alegremente esa represión con la Triple A, los vuelos de la muerte y cosas que se desarrollaron hace 40 años mas o menos.
Pero volvamos a lo concreto. El estado de emergencia o de conmocion interior exige permanentes reuniones de los comités de crisis que integran las provincias. Patricia Bullrich se equivoca cuando dice que el problema es de la señora Vidal; también ella habla con lengua de madera. El problema es integral, pero el ministerio de Seguridad no esta en la esfera del de Accion Social. Son esferas yuxtapuestas, a veces convergentes y en algunos casos, enfrentadas. Pero también debemos recordar que el sistema del Estado de Bienestar también ha perdido las elecciones.
En cuanto a Anibal Fernandez, que esta muy preocupado por la surte de los fugitivos, vuelvo a recordarle la drástica decisión que tomo Alfredo Yabran. Buen fin de año para todos.


Comentarios

Añadir Comentario