PERON,DE GAULLE Y NISMAN EN UN ESCENARIO SIN LUGAR PARA LOS DEBILES. por Edgardo Arrivillaga.

Publicado en 01/15,2016



El tema es que Perón y De Gaulle (estoy respondiendo a varios correos que mencionan el asunto ultimamente ) tenían una concepción orgánica estratégica de la Nación. Ninguno de los dos necesitaba de los votos fundacionales porque ya los tenían en función de medidas justamente antipartidocraticas.

El Perón que nace en 1943 y el De Gaulle de la proclama de 1940 nacen como hombres solitarios que van nucleando mayorías en una clave netamente antipartidocratica,los dos vuelven al poder por crisis sistémicas, la guerra civil que enfrenta Perón como arbitro en 1972 y la guerra de Argelia que pone a De Gaulle en la opción de decidir un futuro Europa Continental en su alianza con Alemania o mantener un imperio colonial en decadencia codiciado por americanos y soviéticos.

El problema del peronismo actual es que todos, incluyo a los K como un protoperonismo de izquierda alfonsinista ya exangue y al peronismo disidente como un protoperonismo republicano con componentes liberales en la línea histórica de Atilio Bramuglia necesitan hacer baza en el corazón del electorado porque ninguno de ellos tiene una gesta histórica que los legitime.

En realidad la crisis es tan profunda que estamos a punto de mutar hacia un sistema parlamentario por inercia o entrar en una inestabilidad presidencial muy similar a la de los gobiernos militares después de la aventura boulangerista de Ongania.

Nuestro parlamento es débil, inseguro, la institución presidencial tiene resortes fuertes pero sin proyectualidad alguna.

Por eso Brasil nos gana la carrera.

Necesitamos una gran crisis para generar una política profunda y revolucionaria o evolucionar por vía del consenso hacia sistemas europeos.

Esta última posibilidad se excluye, sin embargo, por nuestra nueva derrota económica.

Por eso hay que reformular nuevamente al Estado ,volver al servicio militar, salir de este melifluo Tratado de Versalles que nos impone magros presupuestos y que no nos atrevemos a denunciar y pelear por los grandes espacios que son básicamente nuestros.Y encauzar la masa migratoria que llega al pais con un criterio de ocupación racional de los espacios vacios. Fumigarlos como ratas.

Algunas de las propuestas que circulan en ámbitos aparentemente opuestos no son demasiado diferentes entre si -el gaullismo tuvo su Rene Capitant que propiciaba la asociación entre el capital y el trabajo por vía del accionariado popular y por eso fue eliminado.

Lo de Quebec libre fué demasiado para la hegemonía de la época.

El gaullismo es un tenue protofascismo republicano o una monarquía morigerada y el carisma de Perón suplió a las estructuras hasta que desapareció.

Perón no tiene tiempo para recrear el Estado en 1974 y queda como Mao.

Icono inmovil apto para todos.Solo deja en verdad a la CGT.

Bien, hay que asumir esa realidad porque la guerra geopolítica recién comienza y será mucho más desgastante que la lucha bipolar ideológica llamada Fría.

No habrá Convención de Ginebra alguna en esta nueva guerra y esto es lo que tenemos que entender.

Hitler en 1943 pensaba denunciar a la propia Convencion de Ginebra porque temía a las bajas por capitulación .

La nueva Guerra la deroga de hecho.Y el asesinato de Nisman -Estandarte en hebreo- inicia un investigacion necesaria despues de un año.Y el ingeniero Macri debe entender que se acabo el tiempo de las buenas maneras.

*



Comentarios

Añadir Comentario